* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

lunes, 8 de julio de 2013

¿Cerezas? No: cake balls (o bizcobolas) de frambuesa

Siempre he oído que no hay que dejarse llevar por las apariencias.

Y hoy os demuestro que, efectivamente, es así.


De estas cerezas os comeréis hasta el huesito sin rechistar. No dejaréis ni siquiera el rabillo.

Aunque no os recomiendo pegaros un atracón como los que me pego yo con las cerezas "normales". Más que nada porque podéis acabar con un empacho interesante. Y estas no son nada ligeras, así que es probable que después de un atracón, al de dos días, notéis que vuestra ropa habrá encogido misteriosamente.
 
 
¿Y cómo se me ocurrió hacer esto?
 
Pues corriendo.

Cuando voy a correr sola me inspiro.
 
 
Ahora que ha terminado la temporada de trabajo de monitora, aprovecho para hacer deporte a mi aire y, sobre todo, correr. Y tengo comprobado que cuando voy sola, me inspiro. Voy como inmersa en mi mundo y de repente ¡¡ZAS!! me viene una imagen a la cabeza.

 
Eso fue lo que me pasó hace un par de semanas. En un momento de mi marcha había estado pensando en que tenía que volver a usar la máquina de cake pops, que para algo me la había comprado. En otro momento había ido pensando en lo que me gustan las cerezas y que ahora están de temporada.
 
Así que todo eso se debió agitar en mi cabeza cual coctelera y me vino una imagen de un cake ball con forma de cereza, con su rabillo comestible y todo.
 
Sí, estoy como para que me encierren en el manicomio, lo sé.
 
Pero  de ahí surgieron estas bizcobolas.

 
No quería usar colorantes para que quedaran rojas. No me gusta echar colorantes a las cosas que me voy a comer (suficiente con el fondant cuando lo hago). Bastante era que iba a usar unos Candy melts rojos que compré hace meses (por allá por Navidades) para probarlos y que aún seguían en un armario guardados.
 
¿Cómo conseguir un color rojo de manera "natural"? Se puede usar puré de cualquier fruta roja, por ejemplo licuando unas fresas, o unas cerezas o unas frambuesas,... Pero en mi caso, tenía por casa  unas frambuesas liofilizadas (de estas cosas también que compro compulsivamente sin saber muy bien para qué y que acaban cogiendo polvo en un armario de la cocina). Así que las trituré de modo que conseguí un polvo rojo. Lo añadí a la masa y se queda de un color rosita, más que rojo intenso. Podía haberle echado más, pero no quería pasarme de sabor.

 
Lo bueno (o malo, según se mire) de usar frutas como colorantes naturales, es que no sólo dan color, sino también sabor.
 
Se pueden usar también esas pastas de frutas que están tan de moda, que le dan sabor y también un cierto color a la masa.
 
O le podéis echar colorante y os aseguráis que vais a conseguir un color intenso sin modificar el sabor.
 
 

CAKE BALLS DE FRAMBUESA

Inspiración: os sirve cualquier receta de bizcocho. En este caso adapté esta.
Dificultad: poca tirando a nula (a no ser que seáis de las mías y lo de bañar las bolas en Candy melts o en chocolate derretido se os dé fatal).
Tiempo de preparación: 10 minutos
Cocción: haciéndolas con la máquina de cake pops, en 15 minutos las tenéis todas.
Cantidad: 30 bolas.
 
Ingredientes
  • 50 ml. de aceite de girasol (o de oliva suave)
  • 100 g. de azúcar
  • 100 g. de harina
  • media cucharadita de levadura (unos 5 g.)
  • 60 ml. de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón o de vinagre
  • 1 huevo
  • 12 frambuesas liofilizadas (o una cucharada de pasta de frambuesa
  • 30 frutos secos cubiertos de chocolate (por ejemplo Conguitos) para simular el hueso
  • 30 tiras de gominola verdes (o lo que se os ocurra para simular el rabillo)
  • Candy melts rojos
Preparación
 
 Echamos la cucharadita de limón o de vinagre en la leche y dejamos reposar unos 10 minutos para que se corte. (Es lo mismo que si usáis buttermilk).

Batimos el huevo con el azúcar hasta que quede espumoso. Añadimos el aceite sin dejar de batir.
Tamizamos la harina junto con la levadura y agregamos la mitad a la masa, batiendo hasta que se integre.
Añadimos entonces la leche con el limón hasta que se integre.
Terminamos agregando el resto de la harina.
Por último, deshacemos las frambuesas liofilizadas hasta convertirlas en polvo. Lo añadimos a la mesa revolviendo con una espátula para que se reparta bien.
 
Encendemos la máquina de cake pops y esperamos a que se caliente. Cuando esté, vertemos en cada cavidad una buena cucharada de masa. Antes de que empiece a cuajar ponemos un fruto seco cubierto con chocolate (pueden ser conguitos o similares). El método es el mismo que os expliqué aquí.
 
Esperamos 3 minutos hasta que se hagan las bolas y las sacamos con cuidado de no quemarnos.
 
Derretimos los Candy melts en el microondas, según las instrucciones. Si vemos que quedan demasiado densos, se les puede añadir un poco de Crisco o manteca. Pinchamos las bolas con un palo de brocheta, o con un tenedor y las bañamos en los Candy melts.
Las ponemos a secar en una bandeja cubierta de papel vegetal, con las marcas del pinchazo hacia abajo.
 
Una vez secas, nos queda ponerle el "rabillo". Mi idea original era hacer un pequeño agujero en la bola y clavar ahí la gominola. Pero eran muy gruesas las gominolas y no podía, así que las acabé clavando con medio palillo.
 
 
Consejos / trucos / Ideas
 
  • Si no tenéis la maquinita de hacer cake pops, podéis usar esta misma receta (mejor si dobláis las cantidades) para hacer un bizcocho. Luego lo desmigáis y mezcláis con buttercream o crema de queso para formar bolas (como se hacen los cake pops). En este caso, al formar la bola tendríais que meter el fruto seco en  medio, para que así al morder la bola se vea el "hueso".
  • Podéis hacerlos del sabor que queráis, usando pastas de fruta o extractos de sabores. Para lograr el color rojo, tendríais que añadir entonces colorante.
  • El rabillo lo podéis hacer de otra manera, a mí esta fue la única que se me ocurrió! Pensé en usar regalices negros finitos, pero no encontré. Si se os ocurre una manera mejor, por favor contádmela!!
 
Espero que os haya gustado este "homenaje" particular a las cerezas.
 
Muás
 
P.D. En una semanita me voy de vacaciones (Yujuuuuuuuuuuuu!!!!!) hasta el día 31. Espero poder dejar un par de entradas programadas y publicar algo más antes de irme, por no perder el ritmo!

16 comentarios:

  1. Qué monada!!!! Te han quedado fantásticas!!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Chulisimas y coquetonas!!!
    http://spontaneouslycupcakes-rrb.blogspot.com/2013/07/cupcakes-black-cherry-desde-new-york.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que vuelves a estar conectada!!!! Y coincidimos con las cerezas, jejeje

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. :D Lo malo es que te las comes a la misma velocidad que las cerezas "naturales", jejeje.
      Muás

      Eliminar
  4. Jajajajajaja. ¿Sabes que yo también soy una con los candy meals? oye, yo no sé como a la gente le quedan tan bonitos, tan redonditos.... jajaja. Y que sepas que yo también soy de las que compra cosas complusivamente y luego me acuerdo de que están en algún reducto del armario.. tal vez hasta caducadas... en fin.
    Me ha encantado la idea de usar las frambuesas para dar color (ummm, como dices, bastante usamos ya con el fondant).
    En definitiva, geniales¡¡ MUAKKKKKKKKKK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!!! Yo, por más que lo intento, no consigo bañar algo en chocolate o Candy melts y que luego me quede tan perfecto como los que se ven por ahí. Siempre me quedan pegotes o chorretones, o zonas irregulares,...
      Pásalo requeté-bien en San Fermines!!!!
      Muás

      Eliminar
  5. Qué monada!!!! Me encantan! :)
    Saludos
    http://desayunosentiffanys.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Me encanta!! Me parece súper original, voy a tener que empezar a salir a correr yo también a ver si me pasa lo mismo que a ti y se me ocurren estas maravillas!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! Prueba lo de correr, ya verás cómo funciona! Y si no, seguro que por lo menos con hambre llegas! ;)

      Muás

      Eliminar
  7. Qué chulos Iratxe!! Aunque como tú dices algo peligrosos. Que si te los empiezas a comer como si fuesen cerezas de verdad...aiiinsss...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con lo buenas que están las cerezas....yo creo que ni siquiera por estas las cambiaba!jejejeje.

      Muás

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.