* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

miércoles, 27 de mayo de 2015

Bizcocho de mandarina sin lácteos ni huevos


Madre mía qué semanas de locura están siendo estas últimas dos... se me ha juntado de todo: curro, sustituciones, cursos, médicos, recados y encargos. A todo eso, hay que sumarle un par de noticias que van a suponer un cambio bastante significativo en mi vida.

Pero bueno, a todo hay que adaptarse y pa'lante!! Lo malo es que al final con tanto lío me da rabia que el que más afectado salga sea el blog.




Hoy os traigo un bizcocho que, además de estar buenísimo, es apto para casi todo el mundo, ya que no lleva ni huevos ni lácteos (gluten sí, pero se podría adaptar). También hay que decir que lleva muy poquita grasa, o sea que ideal para seguir eentrando en el bikini. Además lleva fruta, que eso siempre hace que parezca mucho más sano ;p


Nos lo desayunamos el fin de semana y me vino genial para matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, que tenía que ser sin lácteos (ya os lo contaré otro día). Por otro, que como soy un poco melona, compré unas mandarinas de zumo pensando: bah, si serán iguales que las otras. Pues resulta que no, que para pelarlas parecía aquello una carnicería y al final acababa haciendo zumo sí, pero por todo el suelo, la mesa, mi ropa,...

Así que las que me quedaban las usé para hacer zumo y usarlo en este bizcocho.


Os va a encantar, prometido. Es muy fresquito con el toque ácido pero a la vez dulce que le da la mandarina y aunque al cortarlo veais que no es tan esponjoso como otros bizcochos, no es nada pesado ni mazacote. Pero al no llevar huevos ni lácteos no tiene nada que le haga coger esa textura tan esponjosa que tienen otros bizcochos, por eso se queda así.

Como os digo otras veces, no os perdáis los consejos y truquillos que os doy al final!


BIZCOCHO DE MANDARINA


Inspiración: este bizcocho de zumo de mandarina.
Dificultad: para todos los públicos.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 40 minutos.

 

Ingredientes

 

  • 250 ml. de zumo de mandarina
  • 100 g. de azúcar 
  • 75 ml. de aceite de oliva suave o de girasol
  • 225 g. de harina
  • 1 cucharadita de levadura  

 

Preparación


1.- Precalentamos el horno a 170ºC.

2.- Tamizamos la harina y la levadura y reservamos. 

3.- Colocamos en el vaso de la batidora el zumo de mandarina, el aceite y el azúcar y batimos hasta que el azúcar se haya disuelto bien.

4.-  Pasamos a un bol más amplio y añadimos la harina con la levadura. Mezclamos con unas varillas manuales hasta que quede una masa homogénea.

5.- Vertemos la mezcla en un molde engrasado y horneamos durante unos 40 minutos a 170ºC. Sabremos que está hecho cuando al pinchar con un palillo en el centro éste salga limpio.

6.- Sacamos del horno y dejamos templar un poco antes de desmoldar.



Trucos / Consejos / Variaciones
  • la receta original utiliza un poco más de azúcar, pero a mí así me parece que estaba suficientemente dulce. 
  • podéis usar azúcar moreno.
  • en lugar de zumo de mandarina se podría hacer también con zumo de naranja, pomelo,... ¡Imaginación!
  •  a la hora de presentar podéis espolvorear con una mezcla de azúcar glas y canela (esa era mi idea original...pero se me fue la olla).
  • probad a añadirle gotas de chocolate negro, nueces, ...

Ya veis qué sencillo y qué rico. Además os va a venir genial si tenéis cerca alguien que sea alérgico al huevo, a la lactosa o a la proteína de la leche y también sirve para los veganos. Que todos tenemos derecho a comer bizcocho! ;)

Muás
Iratxe

6 comentarios:

  1. Ummm, que buenísma pinta tiene Iraxe, y además como dices, con un cambio de harina, la tenemos apta los celiacos.
    Espero que todos esos cambios de los que hablas sean para bien y ya sabes, donde una puerta se cierra, una ventana grande se abre. Y siempre en positivo, todo en positivo.
    Besos mil¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que buscar alternativas para todos, que cada vez hay más problemas de alergias e intolerancias...o simplemente gente vegana.
      A ver en qué quedan todas las novedades ^_^
      Muás

      Eliminar
  2. ¿Mandarinas de zumo? Ah... te refieres a esas que compro a veces y que organizo la matanza en texas versión cítrica para pelarlas? anda leches... que cosas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiiiiii, de esas! Eso mismo hice yo en el monte, intentando acompañar el almuerzo con un par de mandarinas...menuda escabechina monté!

      Eliminar
  3. Dónde habré estado yo escondida que no sabia de la existencia de las mandarinas de zumo... Al final no hay mal que por bien no venga, te ha quedado un bizcocho estupendo y apto para intolerantes! De 10!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! ^_^ Yo tampoco sabía...hasta que las intenté pelar para comerlas y no había manera de separar la piel!

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.