* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

miércoles, 9 de abril de 2014

Doowaps caseros (o bollos con pepitas de chocolate)

Doowaps, weikis, bollos de leche con pepitas de chocolate,... Llamadlos como queráis, pero haced la versión casera porque os va a encantar!



¡Qué manía les ha dado a las marcas con cambiar el nombre de los productos! Yo que soy de ideas fijas luego no me aclaro... Sobre todo como sean marcas que conozco desde pequeña.

Para mí estos bollos con pepitas de chocolate siempre han sido (y serán) doowaps. De repente hace un par de años nos saltan con que no, con que "weikis, ahora doowaps se llaman weikis". Pero conmigo no ha funcionado la cancioncilla, porque los sigo llamando igual. A los de cualquier marca.




Pero, ¿qué me decís del petit suise? Toda la vida llamándolo petit suise, haciendo caso a lo de "a mi de daban dos"...¡y van y lo cambian a Danonino!!!!!! ¿Por qué? De toda la vida ha sido y será petit suise, da igual de la marca que sea. De hecho no sé ni cómo se llama a ese postre de forma no comercial: ¿queso batido? ¿postre lácteo con queso? Si alguien lo sabe que me lo comente, que me he quedado con la duda!

Pero no sólo en el mundo de la alimentación. Somos víctimas del cambio de nombre en otros ámbitos. Por ejemplo, el más claro (y doloroso) para mí: Mr. Proper. O Don Limpio. Resulta que toda la vida llamándolo Mr. Proper, y ahora, en la era en la que todo el mundo sabe (o debería saber) inglés, van y nos "españolizan" el nombre y pasa a llamarse Don Limpio.


En fin, que podría seguir divagando sobre esto mucho más tiempo...pero no quiero que parezca que estoy loca! Sólo quería compartir mi trauma para ver si a alguien más le pasa ;)

Es lo bueno de tener un blog, que puedes compartir hasta tus pensamientos o miedos más extravagantes y tener la suerte de que haya alguien que piense como tú!! Aunque puede que el resto piense que tienes un problema.


Pero vayamos a los bollitos, que al fin y al cabo es lo que nos importa. Hacía mucho, pero que mucho tiempo que quería probar a hacerlos en casa. Los fines de semana nos gusta desayunar algo diferente a las galletas o cereales de la semana y solemos comer bollos, magdalenas,... lo que sea. Muchas veces casero, pero no siempre (no me matéis!). Y estos doowaps siempre han sido de mis bollos favoritos.

¡¡Qué maravilla!! No los vuelvo a comprar! Súper tiernos, suaves, con el sabor perfecto,... Mirad, mirad, qué miga:



Yo los hice en panificadora, pero se pueden hacer sin ella. La única diferencia es que necesitaremos un poco más de tiempo para el primer levado. Bueno, y que habrá que amasar a mano, pero no tiene mayor dificultad.

De verdad os digo que el resultado merece la pena. No tienen nada que envidiar a los comerciales, ni en sabor ni en textura ni nada. Lo único que como son caseros pues no los podemos conservar mucho tiempo porque se ponen duros. Pero no creo que os sobre ni uno solo! Nosotros en un desayuno acabamos con todos!! ;)



DOOWAPS O BOLLOS CON PEPITAS DE CHOCOLATE


Inspiración: después de mucho buscar, adapté esta receta.
Dificultad: con panificadora dificultad 0. A mano...tiene su aquel.
Tiempo de preparación: 30 minutos + tiempos de levado.
Cocción: 20 minutos.
Cantidad: 8-10 bollos del tamaño de los comerciales.


Ingredientes


  • 110 g. de leche tibia
  • 12,5 g. de levadura fresca (medio cubo)
  • 30 g. de aceite de oliva suave (o de girasol)
  • 1 huevo (yema + clara)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 250 g. de harina de fuerza
  • 40 g. de azúcar
  • una pizca de sal
  • pepitas de chocolate

Preparación



En panificadora:

1.- Disolvemos la levadura en la leche tibia.

2.- Separamos la clara de la yema del huevo. Reservamos la clara.

3.- Vertemos los ingredientes en la cubeta de la panificadora en el orden mencionado, salvo las pepitas de chocolate.

4.- Programamos el programa de amasado. El mío dura 1 hora y pico y amasa y hace el primer levado. Hay algunas que permiten hacer sólo el amasado y el levado hacerlo fuera. Si fuera así, después del amasado formamos una bola y la dejamos levar hasta que doble volumen.

5.- Una vez levada la masa, le incorporamos las pepitas de chocolate amasando muy suavemente. Cuidado de no amasar demasiado para que la masa no se baje y para que el chocolate no se derrita con el calor de nuestras manos.

6.- Separamos la masa en porciones pequeñas (de unos 80 g.), formamos bollitos con ellas y los dejamos levar hasta que doblen su tamaño. Les podemos poner más pepitas de chocolate por encima. Mejor que este levado lo hagan ya en la bandeja del horno.



7.- Una vez hayan doblado el volumen, las pintamos con la clara que habíamos separado.


8.- Horneamos a 180ºC durante 20 minutos o hasta que cojan un color dorado.


A mano:

1.- Seguimos igual los pasos 1 y 2.

2.- Formamos con la harina un volcán en la superficie donde vayamos a trabajar. Vertemos el resto de ingredientes en el centro y vamos amasando poco a poco. Trabajamos la masa hasta lograr una bola lisa de masa no muy pegajosa.

3.- La pasamos a un bol engrasado, tapamos con papel film la bola y la dejamos levar hasta que doble su tamaño.

4.-Seguimos los pasos del 5 al 8 igual.


Trucos / Consejos / Variaciones

  • la receta original recomienda meter las pepitas de chocolate hasta el momento de usarlas, para que estén bien frías y no se derritan al manipularlas. A mí se me olvidó...pero no tuve problema. Hay que intentar incorporarlas a la masa rápido, sin amasar mucho para que no se deshagan.
  • otro cambio que hice es que en la receta original pintan los bollos con huevo batido. Yo los pinté con la clara sólo porque ya que la tenía ahí y no sabía qué hacer con ella la usé para eso. Quedaron igual de bien. Pero los podéis pintar con un huevo si queréis.
  • la cantidad de pepitas de chocolate va un poco al gusto. Yo la próxima vez les pondré más. Pero sin pepitas de chocolate estarán también buenísimos.
  • podéis sustituir las pepitas de chocolate por frutos secos, semillas...
  • la levadura fresca se puede sustituir por 4 g. de levadura seca de panadería. No sirve la Royal, tiene que ser de panadería.


Espero que os animéis a probarlos y ya me diréis si tienen algo que envidiar o no a los comerciales. Yo para empezar, este fin de semana los vuelvo a hacer...¡pero doblando las cantidades! Jajaja. Es que están realmente buenos y tiernos!!

Muás
Iratxe

20 comentarios:

  1. Nada más ver la primera foto lo que he pensado a sido "quiero uno ahora mismo", lástima que no pueda coger una por la pantalla, jejejeje. Se ven deliciosos y además las fotos son muy bonitas

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, muchas gracias Natalia! ^_^ Doy fe de que estaban deliciosos, volaron!!
      Muás

      Eliminar
  2. Lo del nombre es lo de menos, lo importante es la buenos que te han quedado y desde luego en las fotos se ven deliciosos!!! Me han encantado, tengo pendientes de hacerlos de hace tiempo, pero nunca me acuerdo y ahora me los has traído a la mente.
    No te conocía, somos ya tantos que a veces se te escapa alguien, pero ahora ya te tengo controlada, así que te enlazo a mi blog.

    Un besito,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayan gustado!! Y que te quedes por aquí :) Yo hacía mucho tiempo también que los tenía pendientes de hacer y menos mal que al final los he hecho porque están buenísimos!!
      Muás

      Eliminar
  3. Pues no, no estas loca pensando porqué narices de pronto al mismo producto se le cambia el nombre. Yo tampoco lo entiendo, si te sirve de consuelo.
    Ains.... hoy sí que me das envidia viendo tus bollitos. Yo los he intentado en versión sin gluten pero mira, no acaban de salir bien. No se si es porque llevaba poco tiempo en ello o porque realmente las masas de este tipo no tienen nada que ver prescindiendo del gluten. Pero viendo la pinta de los tuyos te prometo que lo voy a volver a intentar y te cuento. Que ricos por favor..... MUAKKKKKKKKK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá el problema de la versión sin gluten sea la harina? Como para estos se usa harina de fuerza, a lo mejor para poder hacerlos sin gluten hará falta harina panificable sin gluten. Vamos, que yo no tengo ni idea, e! Pero sigue probando, que seguro que das con la fórmula secreta! ;)
      Muás

      Eliminar
  4. weiiiiiiiiiiiiiiique?

    Mira, esto son bollos con chocolate, es algo así como el bollycao con el chocolate esparcido por más sitios, y punto. Y como en casa se hacen y no se compran... cualquier día les pongo el nombre que me venga en gana y arreglao el asunto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, ahí le has dado Ana!! ^_^ Yo desde ahora tampoco pienso comprarlos más y los haré siempre en casa. Tendré que pensarme un nombre para ponerles ;)

      Eliminar
  5. Que monos quedan, si es que te han quedado mejor que los comprados, donde va a parar!!! esponjositos a no poder mas!!!
    Me encantan!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! La verdad que me sorprendió lo tiernos que quedaron y de sabor espectaculares. Vamos, que no vuelvo a comprar los comerciales se llamen como se llamen! Jejeje.
      Muás

      Eliminar
  6. Me pasa lo mismo que dices con lo de los cambios de nombres! Y mis hijas alucinan porque les pregunto si quieren petitsuis y no saben de qué les hablo...
    Me llevo esta receta. Solo de ver las fotos se me hace la boca agua...
    Maa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es que ya parecemos de otra época o unas antiguas! Menos mal que si les haces estos bollos caseros el nombre les va a dar igual ;)
      Muás

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo. Menuda bobada lo de cambiarle los nombres a las cosas! Y mas a los doowaps y a los petit suisse!
    Pero a ti te han quedado geniales y seguro que más sanos que los que venden así que me apunto la receta
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que no soy la única que no lo entiende! Jajaja. La verdad es que los pienso repetir a menudo para desayunar los fines de semana porque son una maravilla :)
      Muás

      Eliminar
  8. Y sin mantequilla!! me la quedoo, tienen una pinta increible!

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Iratxe, cuántas veces me he preguntado lo mismo sobre las marcas! Entiendo que será cuestión de patentes y que si la compañía cambia de "dueño" pues no tendrán permisos o yo que sé qué tonterías burocráticas! El caso es que a los consumidores nos vuelven locos. En fin....
    Esta receta me parece estupenda, con poco azúcar y con aceite, mejor todavía! Sé que a mi familia le encantará, así que.....manos a la obra!!
    Por cierto, si alguien consigue buenos resultados sin gluten avisarme porfi ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final será una cuestión de marcas, de patentes, de marketing y de vete tú a saber qué historias más pero me parece una tontería porque al final te vuelven loca!
      De verdad que quedan más ricos que los comerciales (se llamen como se llamen) y encima más sanos!
      Muás

      Eliminar
  10. Con la harina d panadería tbn hace falta la leche? Si no hay q diluirla....

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.