* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

miércoles, 11 de junio de 2014

Polos de chocolate blanco con cookies de brownie

Tardaréis menos en prepararlos que en leer el nombre completo...y menos aún en devorarlos!


...No estaba muerta, que estaba de parranda....

Además de verdad! De parranda y trabajando muchísimo! Menudas últimas dos semanas he tenido...¡y aún me queda! Pero parece que estoy ya un poco más relajada, con lo cual mi cuerpo ha decidido que ahora que tiene más tiempo lo mejor es pillarse un trancazo de manual y que me duela la garganta.



Como la semana que viene acaba el curso, ahora toca cenas de fin de curso con los grupos. A lo que hay que sumar que también tengo una despedida de soltera (no, no me caso yo), tuve una boda el sábado y también mi primera carrera de montaña. En resumen, tengo cena todos los viernes y sábados del mes y algún que otro evento vario. Así que no me quedan muchas ganas de preparar dulces ni nada entre semana! Últimamente vivo en un empacho y resaca continuos.

Además para la boda me encargaron galletas para entregar como regalo a los invitados. 96 galletas de 3 modelos diferentes. Para ese mismo día, una tarta de comunión. Para ese lunes, 2 tartas para un nacimiento. Y para este finde 30 galletas y una tarta. Sumado a mi trabajo y a que además me ha tocado meter horas de más en el mismo... Decir que estoy exhausta es quedarme corta. 


Bueno, sin más, que toda esta chapa no es más que para pediros disculpas por mi ausencia. Creo que nunca había estado tanto tiempo sin publicar. Esto me pasa por no ser previsora y no tener recetas guardadas en la recámara.

Pero vamos a lo que nos importa hoy, que es la súper receta que traigo!!! Ya sabéis que todos los meses suelo recibir la caja Degustabox (su Facebook aquí y su Twitter aquí). Es una caja de productos de alimentación a la que te puedes suscribir y cada mes recibes en casa una selección de productos de marcas conocidas. En casa nos encanta, por la ilusión que nos hace la sorpresa y porque descubrimos productos muy interesantes. La de este mes ha sido una pasada! Fontvella, Buckler, Facundo, Nescafé, Puleva,...

Si vosotros también queréis recibirla en casa, introduciendo el código TDKHK podréis conseguirla por 9,99€ en lugar de los 14,99€ que cuesta normalmente. Aprovechad que merece la pena!



Uno de los productos que venía este mes era un paquete de cookies de brownie de la marca Pepperidge Farm. Cuando las vi, supe que tenía que usarlas para alguna receta...o sino me las iba a comer todas de una sentada!


Como ya parece que por aquí se asoma el calor, pensé que ya era hora de estrenar la temporada de polos y helados. Y automáticamente pensé en un helado de chocolate blanco con trocitos de cookie...ñam!

Pero al final, en lugar de versión "helado" me decanté por la versión "polo". Más que nada porque no tengo heladera (aún, jijiji) y no tengo tiempo de andar sacando el helado del congelador cada hora para remover. Vi unos polos de chocolate negro en el libro de polos y helados de Sandra Mangas, de La Receta de la Felicidad y decidí hacerlos en versión chocolate blanco y añadirles las cookies de brownie. ¡Qué pecado! Tuve que adaptar y reducir las cantidades y cambiar los ingredientes.

Qué bonico por delante...


POLOS DE CHOCOLATE BLANCO CON COOKIES DE BROWNIE



Inspiración: adaptada y modificada de la receta "polos de chocolate caliente" del libro Polos & Helados de Sandra Mangas.
Dificultad: apta para principiantes.
Tiempo de preparación: 15 minutos + 10 minutos de reposo.
Congelador: 24 horas mínimo.
Cantidad: 8 polos como los de la foto.

Ingredientes


  • 180 g. de chocolate blanco
  • 500 ml. de leche
  • 70 g. de azúcar
  • 1 cucharada de maizena
  • 2 cucharadas de chocolate blanco a la taza (prescindibles)
  • 4 cookies de brownie 


Preparación


1.- Reservamos un poco de leche y el resto la llevamos a ebullición junto con el azúcar. 

2.- Cuando hierva la leche, retiramos del fuego y añadimos el chocolate blanco troceado, removiendo hasta su completa disolución.

3.- Mezclamos la leche que hemos apartado con la maizena. Incorporamos al resto de la mezcla.

4.- Llevamos todo otra vez al fuego (fuego medio) y añadimos las cucharadas de chocolate blanco a la taza si tenéis, no hacen falta. 

5.- Cuando espese un poco la mezcla, retiramos del fuego y dejamos templar.

6.- Troceamos las cookies y las repartimos por la mezcla de forma uniforme.

7- Repartimos la mezcla en los moldes, colocamos los palitos y metemos al congelador, mínimo 24 horas.

8.- Desmoldamos y disfrutamos.

...y más aún por detrás! :)

Trucos / Consejos / Variaciones
  • el chocolate blanco a la taza es prescindible. Yo lo usé porque tenía un bote abierto en casa y para ayudar a que espesara un poco más.
  • yo utilicé unos moldes de silicona de la marca Silikomart, pero sirve cualquier molde para polos, incluso casero.
  • podéis añadirle el tipo de cookies o galletas que queráis.
  • el chocolate blanco se puede sustituir por chocolate negro o chocolate con leche.
  • también podéis añadirle frutos secos como almendras, pistachos,...
  • es muy importante que el molde esté en posición horizontal en el congelador para que cojan bien la forma.
  • si os sobra mezcla (yo sólo tengo 4 moldes y la cantidad de la receta da como para 8 polos) la podéis repartir en cubiteras o  moldes para bombones y hacer pequeños polos de bocado. Eso sí, son un peligro!!

Espero que la espera haya merecido la pena y os haya gustado la nueva receta. De verdad os digo que están de muerte y que os van a encantar!

Prometo que esta vez no va a pasar tanto tiempo hasta que vuelva a publicar, ¡palabrita!

Muás
Iratxe

12 comentarios:

  1. Que alegría de calor que nos traen estas recetas, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Se agradece poder hacer por fin helados y demás ^_^
      Muás

      Eliminar
  2. Ay omá que pinta tienen por favor...... Por cierto... ¿donde te has comprado esa "polera"? estoy intentando encontrar una pero no hay forma.
    Que te voy a contar del mes de junio: entre fiestas de fin de curso, exhibiciones deportivas de mis hijos, cumpleaños de media familia y parte de la otra... voy a llegar a Sanfermines sin fuerzas para ná.
    Me alegra verte por aquí y ánimo con la recta final del curso¡¡
    MUAKKKK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Helena! Pues la verdad que no me acuerdo si la compré por internet o en El Corte Inglés!
      Menos mal que queda una semana ya...porque las ojeras me llegan ya hasta los tobillos! ;)
      Muás

      Eliminar
  3. ¡Al rico y fresquito polo! Qué buena combinación de ingredientes para un polo fresquito y rico ^^
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!!! La combinación de sabores no podía ser más buena! :) Esta semana repito fijo!
      Muás

      Eliminar
  4. Mucho ánimo con el trabajo!!! Seguro que estos polos te ayudan a coger energías! jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Rico rico rico, ese helado...chocolate blanco y cookies....pues eso, estupendísimo!
    Besotes!
    Tamara&Gemma

    elsecretoendulzado.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. Madre mía Iratxe, qué mezcla más explosiva, nos encanta...
    Ideales para cuando apriete el calor: por Bilbao, salvo excepciones, todavía no aprieta :)
    Un beso grande y cuídate.

    ResponderEliminar
  7. Pedazo polos te has currado Iratxe!!! Pues si que estás que no paras últimamente chica!. Pero igual es mejor así porque puedes quemar todo lo que preparas para el blog y lo que comes en tanto evento!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. esto no es un polo...es un pecado! que delicia...vamos que seguro que no podría comerme solo uno, jaja
    un beste

    ResponderEliminar
  9. Ummm helados!!! fresquitos y deliciosos.
    Besazos guapisima.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.