* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

lunes, 6 de octubre de 2014

Pastas de té

Las típicas pastas de té, finas y buenísimas, ideales para sacarles a las visitas o para disfrutarlas a media tarde con un cafecito o un té calentito...¡que ya empieza a hacer rasca!


Veamos, ¿qué es lo peor que le puede pasar a un "gastroblogger" o bloguero gastronómico?

¿Que le pongan a dieta estricta? Por suerte para mí, ese no es mi caso.

¿Que se le estropee el horno? ¿O la batidora?



Nooooooo!!!!! Quedarse sin internet en casa!!

Eso es lo que me pasó a mí la semana pasada. Pero no creáis que lo llevé mal, no. Yo soy una persona madura, adulta, civilizada. Después del primer momento (largo) de parálisis mental, después de estar mirando a la lucecita del router durante 1 hora esperando que por arte de magia funcionara, después de preguntarle al cielo varias veces "¿por qué a mí?" y de tirarme de los pelos, respiré hondo y decidí tomármelo con calma.

Sin internet en casa también podré vivir, ¿no? Simplemente con ir a comer a casa de mi madre más a menudo... ;p


Pero oye, que tal cual se fue un día la conexión, al de dos días volvió! De repente la lucecita del router volvía a funcionar normal. Y yo, como persona madura, adulta y civilizada que soy, me lo volví a tomar con calma y después de saltar por toda la casa, dar palmas y abrir y cerrar el navegador sólo por la satisfacción de ver que se abría bien, decidí meterme en la cocina para preparar algo para celebrarlo.

Total, ya podía cocinar algo y luego publicarlo en el blog! ;)


En fin, que pensaréis que estoy fatal de lo mío...pero probad a quedaros sin internet unos días y luego me contáis! 

Ahora lo que estoy es sin lavadora. Y teniendo en cuenta que mi trabajo consiste en hacer deporte, el problema va a empezar a ser grave dentro de poco, con toda la ropa sucia y sudada que se empieza a acumular. Pero oye, como que no lo estoy llevando tan mal... Ya os contaré dentro de unos días, cuando me haya quedado sin calcetines limpios o sin bragas!

Hay que ver, qué triste es cuando te das cuenta, pero qué dependientes que somos de las máquinas y de la tecnología...


Menos mal que el horno sigue bien y pude preparar estas ricas pastas! Quería mi madre que le hiciera unas galletas sencillas para llevar a la pelu y decidí probar a hacer las clásicas pastas de té. La receta la saqué de estas pastas del blog La Receta de la Felicidad, sólo que no las rellené. En lugar de eso, decidí usar una boquilla de estrella para darles la forma y así poder hacer una especie de rosas. Aviso, en el horno crecen un poco y se desdibuja un poco la forma, así que hay que intentar que nos queden bien marcadas.

Sencillas, pero buenísimas y con la forma de rosa quedan además de los más vistosas y llamativas.


PASTAS DE TÉ


Inspiración: pastas rizadas de La Receta de la Felicidad.
Dificultad: darles la forma requiere un pelín de maña y de paciencia...pero las podéis hacer más simples y es más fácil.
Tiempo de preparación: 20 minutos.
Cocción: 12-15 minutos.
Cantidad: 20 pastas aprox. (depende de la forma que les deis).


Ingredientes


  • 250 g. de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 100 g. de azúcar glas
  • 2 huevos medianos (a temperatura ambiente)
  • 350 g. de harina
  • una pizca de sal


Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC. Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y lo sujetamos con celo o como sea, porque sino a la hora de poner la masa con la manga pastelera se nos va a mover.

2.- Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que esté esponjosa. Sin dejar de batir, añadimos uno de los huevos y cuando se haya integrado, el otro. Si veis que no se integra bien, como que la mezcla se corta, no pasa nada, se arregla al añadir la harina.

3.- Añadimos la harina tamizada junto con la sal, poco a poco y batimos justo hasta que se integre del todo.

4.- Pasamos la masa a una manga pastelera en la que previamente habremos colocado una boquilla de estrella Yo usé la 1M de Wilton para darles esa forma de rosa.

5.- Con la manga en forma perpendicular respecto a la bandeja, comenzamos a dibujar las rosas, apretando de forma uniforme la manga y girando en el sentido de las agujas del reloj, desde dentro hacia fuera. Dejamos algo de espacio entre unas rosas y otras, ya que en el horno se expanden un poco.

6.- Horneamos durante unos 12-15 minutos, hasta que veamos que los bordes comienzan a tostarse.

7.- Dejamos enfriar en la propia bandeja 5 minutos y a continuación pasamos a una rejilla para que se enfríen del todo.


Trucos / Consejos / Variaciones
  • para darles la forma más cómodamente, es mejor no llenar la manga con toda la masa, sino hacerlo en dos o tres veces.
  • al principio os costará un poco, pero luego la masa se ablanda un poco y saldrá más fácilmente.
  • podéis usar cualquier otra boquilla grande, con la forma que queráis. Así podréis hacer bastones, pastas rizadas, redondas,...
  • en la receta original las rellena. Pasaros por su página para ver un paso a paso de cómo lo hace.
  • si no tenéis manga pastelera o boquillas, o simplemente no queréis complicaros la vida, podéis extender la masa, meterla durante al menos 1 hora en la nevera para que adquiera consistencia y cortarla con un cortapastas. 
  • las podéis espolvorear con azúcar glas, bañarlas en chocolate fundido,...
  • se conservan bien en un recipiente hermético durante una semana...¡¡si es que sois capaces de aguantar sin comerlas!!

Espero que os animéis a preparar estas pastas, ya sea dándoles forma de rosa o cualquier otra forma más sencilla. Saben como las típicas pastas finas de té, buenísimas y vais a quedar de lujo con las visitas.

Muás
Iratxe

22 comentarios:

  1. Jajajajajaj, cómo te entiendo. Yo este verano decidí no llevarme el ordenador a la playa. ¡¡¡Un mes entero¡¡¡ y te aseguro que los primeros días tenía "mono".... jajajaja. Luego lo superé. Pero es verdad que llevamos una vida que parece que si no estás conectado, te falta algo... ains.
    Y al lío, me han gustado las galletas. Sobre todo porque con esa forma de rosas le dan un toque muy chic.
    Las fotos como siempre, ideales.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!! ^_^ La verdad que es un poco triste el día en el que te das cuenta de la dependencia que tenemos de las máquinas! Pero weno, hay que aprender a sobrellevarlo ;)
      Muás

      Eliminar
  2. Uf. No sé que decirte. En Madrid al menos, hay lavanderías autoservicio en cada esquina, es casi peor estar sin Internet :)
    A mí me dan los siete males, como decimos aquí. La lavadora... vale, quedarse sin bragas es mal asunto, ahí te doy la razón, pero de verdad que por 4 euros te haces una colada de 12 kgs y solucionado.

    Las galletas... llevaba tiempo preguntándome si quedarían bien las rosas con la boquilla wilton en manga pastelera con masa de galletas... es estupendo que me hayas resuelto la duda :) porque tengo esa boquilla, claro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la idea de la lavandería!! No se me había ocurrido...y gracias a tu comentario el viernes me fui a hacer la colada! Jajaja.
      Espero que pruebes a hacer las galletas y te queden bien! Eso sí, un poco de paciencia, que al principio le cuesta salir a la masa!
      Muás

      Eliminar
  3. jajaja si vivieras en mi casa...el router esta en la planta de abajo yo arriba y ni me llega... por cierto PINTAZA mmmm que ricas

    www.lasuitedelmomo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que...maldito internet!! Cuánto daño nos ha hecho...jejeje! ;p
      Muás

      Eliminar
  4. buenísimas nena, queee chulas :)
    me han encantao ^^
    un besiiito

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado preciosas!! Tomo nota de la receta.

    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Feliz semana para ti también :)
      Muás

      Eliminar
  6. Te han quedado preciosas y seguro que están muy buenas.
    Un beso
    Adrián de Dulcerías con Sorpresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adrián! Estaban buenísimas y además bonitas, así que no puedo pedir más! :)
      Muás

      Eliminar
  7. realmente me he quedado enamorada de tus pastitas.. no solo tienen que estar super ricas sino que son preciosas, parecen rositas jejejeje me encantan!
    un beso!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado fabulosas!!! y qué buenas para la hora del té! Nos las apuntamos!
    Besitos! Tamara&Gemma

    El Secreto Endulzado

    ResponderEliminar
  9. Hola Iratxe, preciosas las pastas, pues yo estoy sin horno y llevo camino de volverme loca, en fin....Me ha gustado mucho la forma de rosa que le has dado, yo me doy poca maña con la manga pastelera pero me llevo la receta a ver que se me sale cuando disponga de horno. besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Chusa!! Es que cuando se nos rompe algo es cuando nos damos cuenta de lo importante que es!! Espero que se te arregle pronto el horno y puedas probar estas pastas ;)
      Muás

      Eliminar
  10. Me encantan como quedan con esa boquilla..me la tengo que comprar de una vez. Tienen que estar buenísimas y encima quedan tan bonitas...¡¡¡que me la compro!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Te sirve también cualquier otra boquilla un poco ancha que tengas, sólo que en vez de darles forma de rosa les podrás dar otra forma diferente. ^_^

      Eliminar
  11. Mándanos unas cuantas ¿no? Que se ven super ricas. Te escribimos también para decirte que estamos de concurso y hoy es el último día, así que te animamos a participar. Te esperamos en: http://recetasdeazucaryoregano.blogspot.com.es/2014/09/gran-sorteo.html#more

    ¡No dejes pasar la oportunidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Se me ha pasado el plazo del concurso, cachis!! Bueno, para el próximo estaré más atenta! :)
      Muás

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.