* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

lunes, 12 de enero de 2015

Galletas de miel, canela y jengibre


Vale, sí, estas Navidades mi presencia por aquí ha sido más bien anecdótica y además voy y vuelvo con una receta de galletas...

¿Galletas? ¿Ahora? Justo cuando todo el mundo está pensando en "desintoxicarse" de las Navidades y tiene los propósitos de año nuevo recién hechos. 


Pero digo yo, aunque estéis en plena operación dieta y os hayáis propuesto apuntaros al gimnasio (lo de ir ya es otra cosa...) y hacer vida sana, tendréis que desayunar, ¿no? Aunque sea los domingos. Porque entre semana os habéis propuesto desayunar esos cereales tan ultra sanos y llenos de fibra que saben igual que comerse la caja de cartón en la que vienen.

Y si no, vuestros hijos no tienen la culpa de esos kilitos de más y seguro que quieren comer unas galletas en el desayuno o para merendar.


Nos van a venir bien estas galletas para ir dejando poco a poco los sabores navideños y no dejar el vicio tan de golpe, que luego nos viene el mono! Venga, durante dos semanas comiendo turrones, polvorones, roscones (todo acaba en -ones!), galletas de jengibre,... y hala, de un día para otro lo dejamos todo y nos damos a la lechuga, las sopitas, la verdura y la pechuguita a la plancha. Y el dulce...cuanto más lejos mejor!

Eso no tiene que ser nada bueno.


Estas galletas tienen un sabor que nos recuerda un poquito a la Navidad, al llevar jengibre y canela, pero no son esos sabores tan marcados de los dulces típicos. Así nos podemos ir desenganchando poco a poco y no tener síndrome de abstinencia.

Y por comer un par de ellas en el desayuno eso no cuenta como saltarse la dieta o los buenos propósitos. Os doy mi palabra ;)


Hablando de nuevos propósitos, este año me he propuesto no hacerme ninguno. En ningún aspecto de mi vida. Total, me los acabo pasando siempre por el arco del triunfo, así que directamente no me hago ninguno y me evito sentirme mal por no haberlos cumplido ;p

Además que los típicos propósitos no encajan conmigo:
- Dejar de fumar: no fumo.
- Apuntarme al gimnasio: trabajo como monitora.
- Ponerme a dieta: hombre, podría perder algún kilillo...pero tampoco es que me haga falta.
- Aprender idiomas: ya me manejo con algunos y además no tengo voluntad para ello.
- Viajar más: si por mí fuera estaría todo el día viajando! Pero hay que trabajar...


Así que nada, yo seguiré como siempre, que de momento parece que me va bien y soy feliz. Y seguiré comiendo galletas y dulces, que es lo que me gusta ^_^ Si vosotr@s también os animáis a seguir disfrutando del dulce, os dejo la receta de estas ricas galletas.

Por cierto, las preparé con un bote de miel que venía en mi Degustabox de enero (podéis ver aquí su Facebook y su Twitter). Si queréis recibir en vuestra casa cada mes la caja de Degustabox, sólo tenéis que registraros en su página. Además, si al hacerlo introducís el código BBOSR podréis conseguir la primera caja por 9,99€ en lugar de los 14,99€ que suele costar. Para que la cuesta de enero se haga menos empinada!


GALLETAS DE MIEL, CANELA Y JENGIBRE

Inspiración: un popurrí de muchas recetas.
Dificultad: fácil y sencillo ;)
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 15 minutos.
Cantidad: unas 20 galletas.

Ingredientes


  • 110 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g. de miel
  • 225 g. de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • media cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de jengibre

Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC.

2.- Batimos la mantequilla un poco para que quede esponjosa. Añadimos entonces la miel y seguimos batiendo hasta que se integre.

3.-  Tamizamos la harina junto con la sal, la levadura, la canela y el jengibre. Vamos añadiendo esta mezcla poco a poco a la de mantequilla, sin dejar de batir, hasta lograr una masa homogénea.

4.- Forramos una bandeja de horno con papel vegetal. Vamos cogiendo bolas de masa y las depositamos sobre la bandeja. Podéis dejarlas tal cual (quedarán más blanditas) o aplastarlas un poco con la mano (quedarán más planas y duras).

5.- Horneamos durante 15 minutos.


Trucos / Consejos / Variaciones
  • si formáis bolas con la masa, quedarán unas galletas más gorditas y más blandas. Si chafáis las bolas, quedarán unas galletas más plana y más crujientes.
  • las podéis decorar con ayuda de un tenedor, como hice yo, simplemente pasándolo por la superficie para marcar las rayas.
  • como veis, esta receta no lleva huevo, por lo que es apta para los alérgicos a este alimento.
  • si queréis convertir esta receta en vegana o apta para los alérgicos a la lactosa, sólo tenéis que sustituir los 110 g. de mantequilla por 100 ml. de aceite de girasol o de oliva suave.
  • se nota bastante el sabor de la miel. pero menos dulce, así que si no sois muy amigos de ella no os van a gustar.
  • si queréis hacer una versión un poco más sana, podéis sustituir la harina por harina integral.
  • se conservan bien en un recipiente hermético durante varios días.

Ánimo con todos vuestros propósitos, con las dietas, con el gimnasio, con la vida sana y con la cuesta de enero!

Muás
Iratxe

9 comentarios:

  1. Pues si Iratxe hay que desayunar jijiji. Que ricas las galletas uffff, me encantan. Besos y feliz 2.015.

    ResponderEliminar
  2. Que ricas¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Chica, yo no se si esas encuestas de que todo el mundo engorda en Navidad son ciertas, pero si lo son. hay quien ha debido engordar "un huevo" porque en mi caso, estoy exactamente igual... jajajaja.
    Así que de esos propósitos, yo sí que tengo que cumplir el de hacer mas deporte (estoy en ello) y el de viajar, creo que este año lo haré porque nos vamos a Nueva York en junio¡¡¡¡¡¡ olé (con niños incluídos por supuesto).
    Un beso y me alegra verte de nuevo por aquí

    ResponderEliminar
  3. mmmmmm... me pillo unas cuantas para la sobremesa.... y además, han quedado preciosas, me gustan así, sencillas... Besosss

    ResponderEliminar
  4. Me parecen riquísimas estas galletas y además se ven monisimos.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  5. Qué bocadito más bueno. Tienen que tener un sabor muy especial, con esa combinación de ingredientes =)
    Me llevo un par de postre. Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Tienen una pinta ñamñam las tengo que hacer

    ResponderEliminar
  7. He probado la receta, la verdad es que es muy fácil y tienen mucho sabor a miel. Lo que me ha costado mucho rato ha sido la cocción, se me quedaban dentro crudas al hacerlas redondas como tu decías.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.