* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

viernes, 1 de marzo de 2013

Kanelbullar o rollos de canela o cinnamon rolls

Estos rollos de canela son típicos de Suecia, aunque en Estados Unidos deben de ser también muy populares. En mi caso, y por triste que pueda sonar, tuve conocimiento de estos rollos gracias a Ikea. Sí, toda mi relación con la cultura sueca por desgracia se debe exclusivamente a Ikea...¡qué le vamos a hacer!

 
Siempre que paso por esta famosa tienda de muebles tengo que tomarme un café con un rollito. Si no, es como si no hubiera ido (sí, lo sé, ya os he dicho que era triste lo  mío...). El caso es que desde que los probé la primera vez he querido aprender a hacerlos en casa porque me encantan. Mira que nunca he sido muy de canela, pero oye, que últimamente me estoy aficionando!
 
 
Hace un tiempo, buscando por internet distintas recetas para hacer unos kanelbullar típicos (que oye, ya que los iba a hacer que fueran lo más "suecos" posibles, no?) me encontré con un archivo pdf para descargar con la receta...de IKEA!!!!!! Sí, una receta de Ikea para hacer sus rollitos de canela. Así que me la descargué y  me disponía a hacerla (¿acaso hay algo más sueco que Ikea?) pero me encontré con un pequeño problema: no entendía las cantidades!!!
 
A ver, igual es que yo soy un poco lerda, pero es que qué entendéis vosotros por 700 ml de harina? ¿¿Mililitros de harina?? Pero eso qué es?????????? ¿Tengo que coger 700 ml de agua y echarle toda la harina que pueda? ¿Y 50 ml de azúcar? ¿Tengo que derretir el azúcar y si eso ya la mido?
 

 
 Cómo son estos suecos oye, que lo mismo te hacen una mesa con un nombre impronunciable tirada de precio que te ponen las cantidades de las recetas "a su manera". Eso sí que es hacerse el sueco y lo demás son tonterías!! (que conste que no me llevo comisión de ningún tipo con esta entrada aunque lo parezca!)
 
Así que después de mi frustración con esta receta, me tuve que poner a investigar de nuevo.
 
 
Cuál  fue mi sorpresa que receta que veía, receta que nada tenía que ver con la anterior. Cada una de las recetas que consulté era distinta! Variaban no sólo las cantidades sino también los ingredientes! Incluso los levados no tenían nada que ver de unas recetas a otras. Total que no me ha quedado claro cuáles son los típicos rollos de canela suecos o kanelbullar. Así que no hay más remedio, me tengo que ir a Suecia a probarlos. O..., bueno..., igual con volver a comprar unos muebles... ;p
 

 
En fin, que empiezo a desvariar y me voy por las ramas. Como todas las recetas que consulté eran distintas, decidí hacer un "popurrí" y crear mi propia mezcla, a ver qué pasaba. Sí, ya veis, me gusta el riesgo ;p
 
Hice así como un "mix" entre todas las recetas que ví y crucé los dedos para que de ahí no me saliera una masa inmunda que no se la comería ni un perro hambriento. Por suerte, mis plegarias fueron escuchadas y el resultado fue maravilloso. ¡¡Qué sabor!! Ñaaaaaaaaaaaaaaaaaam!!!!!!
  

 
 

KANELBULLAR / ROLLOS DE CANELA / CINNAMON ROLLS

 
Inspiración: un popurrí de aquí y de allá...
Dificultad: esperar los tiempos de levado
Tiempo: 30 minutos + tiempos de levado + 30 minutos horno
Cantidad: salen unos 18 rollos
 
Ingredientes
  • 125 ml. de leche
  • 100 g. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 50 g. de azúcar
  • 25 g. de levadura fresca de panadería (un cubo) *los venden en casi todos los supermercados, de la marca Levita. Puede sustituirse por un sobre de levadura seca de panadería
  • 450 g. de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal
Para el relleno
  • 100 g. de azúcar moreno
  • 3 cucharadas de canela
  • 25 g. de mantequilla
Para el glaseado
  • 1 huevo
  • azúcar
Preparación
 
* Los preparé amasando con panificadora, así que estos pasos que os explico ahora son para hacerlos en panificadora. Un poco más abajo os cuento cómo poder hacerlos si no tenéis más remedio que amasar a mano.*
 
Disolvemos el cubo de levadura en la leche y lo ponemos en la cubeta de la panificadora. A continuación vamos añadiendo el resto de los ingredientes en el siguiente orden: los dos huevos ligeramente batidos, la mantequilla cortada en trozos, el azúcar, la harina de fuerza y la sal. Programamos en el programa de sólo amasar. En el caso de mi panificadora, el programa de amasar amasa y además hace el levado.
 
* En caso de hacerlo a  mano, procedemos de la siguiente manera: disolvemos la levadura en la leche. En un bol o sobre una superficie limpia, disponemos la harina, el azúcar y la sal, hacemos un hueco en el centro (en plan un volcán) y vamos añadiendo los huevos, la mantequilla cortada y la leche con la levadura. Y ahora no queda otra que amasar. Tenéis que amasar hasta que todos los ingredientes se integren bien y podáis formar una bola de masa elástica pero que no se os pegue a las manos. Colocáis esta bola en un bol, tapáis con un paño y lo dejáis levar hasta que doble su volumen. ¿Cuánto tiempo es esto? Pues depende principalmente de la temperatura y la humedad. En un sitio un poco cálido en un par de horas estará lista. *
 
A partir de aquí seguimos igual para los dos casos. Cogemos la bola de masa y la golpeamos con el puño para quitarle un poco de aire y trabajarla mejor. La extendemos sobre una superficie enharinada con ayuda de un rodillo. Tenéis que intentar lograr una forma lo más rectangular posible para luego enrollar  mejor.
Ahora toca preparar el relleno.

 

Derretimos la mantequilla y con un ayuda de un pincel pincelamos bien toda la superficie de la masa. Embadurnar sin miedo!
Mezclamos el azúcar moreno con la canela y vamos espolvoreando esta mezcla por encima de nuestra masa. Este es el relleno rico-rico, así que sin ratear.
Enrollamos la masa a lo largo, sin apretar demasiado porque luego va a volver a levar. Para que no se nos abran los rollos, lo mejor es pintar con un poco de huevo batido el extremo que cierra el rollo, así se queda un poco pegado. 
  
  
 
Con un cuchillo de sierra, vamos cortando "lonchas" de masa, con cuidado de no romperlas.
Las disponemos en una fuente apta para horno que previamente habremos engrasado con un poco de mantequilla. No os preocupéis si quedan huecos entre los rollos.
Tapamos la fuente con un paño o trapo y volvemos a dejar levar un par de horas aproximadamente. Veréis que pasado ese tiempo los rollos han doblado el volumen y están todos pegados. En este punto, si queréis tener los rollitos recién hechos para desayunar, podéis cubrir la fuente, meterla en la nevera toda la noche (esto ralentiza el levado) y sacarla a la mañana media hora antes de hornear.
 
Precalentamos el horno a 180ºC.
Pincelamos la superficie de los rollos con huevo batido y los horneamos durante 25-30 minutos. No os paséis ni esperéis a que se doren muchísimo porque entonces se os quedarán los rollos resecos.
Recién sacados, los espolvoreamos con azúcar blanco. (algunas de las recetas que vi preparan un glaseado con nata o con otras cosas para pincelar los rollos)  
 
 
Tomarlos templados es una maravilla. Acompañados de un vaso de leche, un buen café o un té son un desayuno o merienda irresistible. Yo los preparé el otro día, que hacía por aquí un frío del copón y no paraba de nevar...así que fueron vistos y no vistos!!
 
Estos rollos aguantan bien un par de días, más no porque no deja de ser un bollo y se va poniendo duro. En casa nos los acabamos al segundo día y ya no estaban igual. Pero oye, que los mojas en el café y como nuevos!! 
  
¡¡Mirad qué miguita tan apetecible tienen!! 
 
VARIACIONES: como ya os he dicho, cada una de las recetas que consulté los hacía de una manera diferente, así que fijaos qué de variaciones hay! Aparte de lo de glasearlos con nata, en algunas de las recetas utilizaban para la masa un poco de cardamomo. Yo la verdad que nunca he usado esta especia y no sé qué sabor le dará.
Otras variaciones que se me ocurren son, por ejemplo, añadirle al relleno trozos de fruta fresca, como manzana, arándanos, frutos rojos,... O también frutos secos. Aunque ahí ya no serían rollos de canela sino rollos de "x".
 
 
Espero que os haya gustado la receta y como os digo siempre (aunque creo que nadie me hace caso...) si la probáis contádmelos porfi!!!! De verdad que para estos días de duro invierno que estamos viviendo (aquí ha estado 4 días nevando sin parar y cuando ya por fin sale el sol es para hacer un frío que pela y convertir las calles en pistas de hielo!!!!!) estos rollos calentitos son una delicia y entran la mar de bien!!
 
Muás 

32 comentarios:

  1. Hooolaaa! Tu entrada de hoy es algo que quiero hacer, hace tiempo que no lo hago( yo le suelo poner también nueces molidas en el relleno) pero la pinta es estupenda, dan ganas de pegarles un bocado Ya!!! Un beso, <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mara!! Yo hacía tiempo que tenía ganas de hacerlos y fueron un éxito!! Con nueces tienen qu estar de muerte :)
      muás

      Eliminar
  2. Maaadre mía que pinta tienen. A mí me encanta la canela así que no me cabe duda de que me van a entusiasmar. Me han encantado las fotos, muy muy chulas. Por cierto, mi relación con Suecia también se limita a IKEA.... jajajaja.
    Un besazo y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!! Cuánto daño ha hecho Ikea...jajajaja
      Muás

      Eliminar
  3. Ñam, Iratxe, que pinta mas buena! Jajaja, debo confesar que a mí me pasa como a tí, mi primer contacto con los rollitos de canela fue gracias a IKEA.... Pero no por ese oscuro comienzo vamos a dejar de comerlos! :-)
    Un beso!
    Montes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que Ikea nos ha "pervertido" a todas!!jajajaja. Pero oye, gracias a ikea hemos encontrado otra receta estupenda :D
      Muás

      Eliminar
  4. Que ricos!! Nunca he hecho este tipo de bollería pero cada vez que la veo me va gustando mas!! Tendré que probarlos. Te han quedado geniales! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena!! Anímate, ya verás que en cuanto pruebes a hacer bollos no puedes parar!! :D
      Muás

      Eliminar
  5. Lindos e deliciosos!
    Adoro canela!
    bjs

    ResponderEliminar
  6. Llevo detrás de hacer esta receta, ni se sabe el tiempo, y con la pinta que tienen los tuyos me dan ganas de liarme ahora mismo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también llevaba un montón de tiempo hasta que ya dije "¡se acabó!". Y menos mal que los hice, jejeje.
      Muás

      Eliminar
  7. Qué delicia guapa, tomo nota, desde hace tiempo que quiero hacerlos, me encantaron!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Están buenísimos, así que anímate! :D
      Muás

      Eliminar
  8. Mandame uno para merendar porfa......se ven riquísimos!!!!. Me gustan mucho el aspecto que tienen.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar! Para merendar con un café o un té calentito entran de maravilla!
      Muás

      Eliminar
  9. Si es que estos suecos además de hacer muebles hacen la mejor repostería del mundo, siempre con especias...mmmmmm...Esos rollitos de canela tienen una pintaza brutal! Nada que envidiarle a los de Ikea!
    Un beso
    Yaiza ¡Qué cosa tan dulce!

    ResponderEliminar

  10. Tiene un aspecto muy bueno me encanta ,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Esta es una de las recetas que tengo pendiente desde hace bastante tiempo así que tomo nota porque te han quedado de revista.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!! Hazlos algún día que ya verás que no te arrepientes!! :D
      Muás

      Eliminar
  12. Hola! esto esta pa morirse del gusto!
    kisses
    manzanaycanela.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Hola!
    Los he hecho y me han quedado un poco secos, a parte de poco dulces. Recomiendo a quién haga esta receta que le eche más azúcar a la masa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo! Ya siento que no te gustaran :( El tema del azúcar es muy personal, a mí, a pesar de ser muy golosa, no me gustan las cosas excesivamente dulces, con lo que uso menos azúcar del "normal" en las recetas. Pero eso tiene fácil arreglo echándole más.
      En cuanto a lo de secos...no sé. A mí me quedaron bien. Eso puede depender de la harina utilizada, del horno,...
      Un saludo

      Eliminar
  14. Hola! Estoy muy de acuerdo en el detalle de las cantidades en la receta de Ikea!! Es absurdo!!
    Hemos probado con tu receta y nos han salido bastante ricos y jugosos!!! Aunque la verdad es que yo le pondría el toque de cardamomo, que los hace bastante suecos!! Les da un toque de frescor, por decirlo de alguna manera! Aunque debes tener cuidado con las cantidades, ya que la primera vez que los hicimos usamos cardamomo en grano y triturado en casa y le dió demasiado sabor!! Prácticamente incomestibles!! Pero si controlas la cantidad quedan geniales!
    Muchas gracias por tu receta! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! Cómo me alegro que os haya gustado ^_^ La verdad que nunca he usado cardamomo pero tengo muchas ganas de probarlo, porque se usa en un montón de recetas de bollería europeas, sobre todo nórdicas, y tengo ganas de ver el toque que le da. Tendré en cuenta lo de las cantidades! :D
      Muás

      Eliminar
    2. Hola Iratxe y compañía,
      Os aconsejo el cardamomo pero como bien decíais no hay que pasarse. Vengo de raíces finesas y allí se usa mucho. Personalmente me lo traigo de allí en bolsitas ya preparadas como puedas encontrar aquí cualquier especia pero aqui en España no se comercializa y se suele vender en grano lo que lo hace más difícil de trabajar culinariamente hablando y no está tratado como allí donde el gusto es más refinado y más aromático.
      Yo lo que hago es un tipo de bollo llamado PULLA y lo encontraréis en la red . En sustitución al cardamomo podéis usar la canela.
      Suerte y ánimo !
      Ferran Galí Kelonen

      Eliminar
  15. Los he hecho con 20 granos de cardamomo y 20 grs. de canela.Geniales, gracias poor la receta.Siempre que boy a IKEA me compro un paquete y claro salen mejor en casa sobretodo mas baratos.

    ResponderEliminar
  16. Hola! Yo he hecho muchas veces los rollitos de canela pues me encatan y soy aficionada a la canela. Mi padre es sueco y me trajo uno de los originales de alli, y estaba....BUENIIISIMO!! La verdad es que no he probado tu receta todavia, pero la proxima vez la probare. Yo hago la receta de alma obregon, pero con mis propios cambios(por si te interesa): le pongo un taquito de levadura en vez d la levadura seca, una cucharadita de cardamomo en la masa, y el relleno lo hago con las medidas suyas de harina, mantequilla y azucar moreno pero le pongo directamente a esto 7 cucharaditas de canela en polvo y otras 2 de cardamomo(que es lo que le da el sabor caracteristico), pero por lo demas son sus medidas y sus ingredientes.
    Los originales no llevan glaseado ni nada de eso, asi q yo no se lo pongo, pero si q llevan "piedras de azucar" que no se como se llama de verdad, aunq parece granizo. Lo he emcontrado en una tienda, pero venian muy pocos y costaba 6 euros!!
    Bueno, espero que te sirva :) un saludo!

    ResponderEliminar
  17. Ikea los vende, en la tienda, para llevar a casa, cuestan 3 euros y se preparan en el horno... Un saludo.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.