* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

lunes, 15 de abril de 2013

Galletas de ricotta (o requesón) glaseadas...y sin huevo!!

Hace tiempo compré una tarrina de queso ricotta porque me apetecía hacer alguna receta con él. Aquí no lo suelo encontrar en casi ningún supermercado y me hizo ilusión verlo un día.  Así que para la nevera de mi casa...
 
¡Y ahí se quedó! (Como me pasa con muchas cosas que compro en momentos de euforia en el super).


Cuando vivía en Italia lo vendían en todos los supermercados y hacen un  montón de recetas basadas en este queso. Creía que teniéndolo en la nevera ya nada me impediría hacer alguna recetilla con él.
 
Bueno, nada, ¡salvo mi pereza! Qué horror, últimamente estoy de un perezoso subido. He cambiado de rutinas laborales y de horarios y me está costando cogerle bien el ritmo, ¡eso que ahora tengo más tiempo!
 

El caso es que el otro día vi horrorizada que se me caducaba ya el queso, así que lo tenía que usar sí o sí. Como no era plan de ponerme a hacer una "crostata" (que a dios pongo por testigo que algún día la haré ;P) busqué una receta más sencilla de hacer.
 
Sabía que hacía tiempo había visto en un blog italiano una receta de galletas que llevaban este queso...¿pero en cuál? Rebusqué entre todos mis papelajos en los que voy apuntando ideas y recetas sueltas que veo en plan telegrama:
 
                " x g. mantequilla, x g. harina,  x g. azúcar, x ml. leche.  Mezclar.  Horno 180ºC, 15 minutos. Listo"


Sí, en el momento en que la escribo lo entiendo. Pero cuando varios meses después la intento reproducir en mi cocina ya no la entiendo tanto... Y encima ni me acuerdo de dónde la he sacado porque no lo escribo (cosa que está fatal por mi parte, porque me gusta decir de dónde saco las recetas).
 
En ese plan telegrama es como encontré por casa la receta de estas galletas. Os voy a poner cómo interpreté ese telegrama para lograr algo comestible... Lo del glaseado sí que ha sido cosecha propia, jeje.
 

Os sorprenderá que no son galletas al uso, estas son blanditas, más tipo bizcochitos que galletas. Además tienen un sabor muy, muy suave. Por eso con el glaseado hacemos que tengan un sabor más intenso y muy refrescante.
 

GALLETAS DE RICOTTA (REQUESÓN) CON GLASEADO

Inspiración: algún  blog italiano...¡ahora vas y lo buscas! ;)
Dificultad: ponerle los sprinkles de forma "artística"
Tiempo: 5 minutos + 20 min. de nevera + 15 min. de horno
Cantidad: unas 20 galletas

Ingredientes
  • 250 g. de queso ricota (si no encontráis, se puede hacer con requesón, que es prácticamente lo mismo)
  • 375 g. de harina
  • 120 g. de azúcar
  • 50 ml. de leche
  • 50 ml. de aceite de girasol
  • 5 g. de levadura
  • una cucharadita de aroma de vainilla
Preparación

En un bol ponemos el queso junto con la leche y el azúcar y mezclamos bien (yo lo hice con una cuchara de madera). Añadimos el aceite y la vainilla y mezclamos.
Tamizamos la harina junto con la levadura y vamos incorporándolo a la mezcla poco a poco. Llegará un momento en el que no podemos seguir con la cuchara y tendremos que hacerlo con las manos.
Cuando consigamos una mezcla homogénea, formamos una bola y la envolvemos en film transparente.
Refrigeramos 20 minutos para que coja un poco de consistencia.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Sacamos la masa de la nevera y la estiramos con ayuda de un rodillo. Cortamos galletas con la forma que queramos y las ponemos un poco separadas en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal (de horno).
Horneamos 15 minutos.
Dejamos enfriar primero en la bandeja y después las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse del todo.

Una vez frías, las podemos dejar así o glasearlas. Os recomiendo glasearlas para intensificar el sabor.

Para el glaseado
  • 2 cucharadas de agua caliente
  • 100 g. de azúcar glas
  • Esencia de limón o unas gotas de zumo de limón (o del sabor que le queramos dar)
Para prepararlo ponemos en un cuenco el agua caliente con la esencia de limón o del sabor que sea (algún sabor así fresquito como limón o naranja es el que mejor le va a estas galletas). Vamos añadiendo el azúcar glas a cucharadas, removiendo para que no queden grumos.
Tenemos que conseguir una textura líquida pero bastante espesa.
Con ayuda de una cuchara, echamos un poco del glaseado por encima de las galletas.
Por último, podemos decorarlas con unos sprinkles de colores, fideos de chocolate, ralladura de piel de limón...para que resulten más llamativas.


Como veis son muy fáciles de hacer y los sprinkles de colores las hacen muy llamativas para los niños. Además son aptas para alérgicos al huevo, con lo que son una buena opción de merienda o desayuno para los intolerantes al huevo. Eso sí, como os he dicho, no son galletas crujientes, sino más bien tirando a bizcocho.
 
Espero que os hayan gustado. A ver si me recupero del todo de este "momento pereza" que estoy pasando y para la próxima traigo algo un poco más elaborado...aunque estas cosas fáciles son lo más! jejeje.
 
Muás
 

24 comentarios:

  1. Hola!
    Hola!! Menuda pinta que tienen estas galletas!! Estas haciendo que mi lista de pendientes sea interminable! jeje!! Pero también me la apunto!
    Mucho ánimo y a ver que ahora que nos ha salido el sol te vas animando más, que por otro lado es normal que estés así, primavera, cambios de horario y este tiempo loco....
    Un besazo y mucho ánimo! xxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii!! La verdad que lo del solecito ayuda mucho!jejeje. A ver si ya me voy poniendo las pilas.
      Si vieras mi lista de pendientes te asustarías!jajaja
      Muás

      Eliminar
  2. HOla guapa!!!
    Madre mía que galletas más espectaculares....el toque del queso con el glaseado, esque no puedo imaginarme el maravilloso saber que tienen, me muero por probarlas!!!!.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!! La verdad que el glaseado les da como un toque muy fresquito, muy ricas para tomar con el cafecito de la tarde ;)
      Muás

      Eliminar
  3. Mmmm, qué ricas deben estar... Y sin mantequilla! :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!! Sin mantequilla! Eso ya vale mucho, jejeje
      Muás

      Eliminar
  4. Jajajaja, a esa pereza la llamo yo "abstenia primaveral... jajajaja. Y oye para estar perezosa las galletas te han quedado estupendas y además con queso ricota... ummmm. Geniales guapa¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queda mucho mejor decir "astenia primaveral" que pereza, así que te robo el término!!jajajaja.
      Muás

      Eliminar
  5. Que ricas y que buen presentadas, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  6. Tengo una tarrina de ricota que se me caduca esta semana, qué bien me viene esta receta. Apuesto a que lo compramos en el mismo súper jijiji.
    Pero yo sin glasa, no soy amiga de las glasas, aunque si pudiera hacerla de chocolate, entonces igual me animaba y todo ;)

    Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aprovecha!!jejeje. Lo bueno de esta glasa es que no es con huevo, sino con agua. Pero sino con chocolate también estarán muy buenas!! Yo de hecho quería haber hecho la mitad con la glasa y la otra mitad con chocolate, pero como hice mucha glasa me dio para todas las galletas.
      Prueba y me cuentas!

      Eliminar
  7. tienen una pinta buenísima!!! y muy chulas!! yo que me he levantado hoy con mono de galletas en la cabeza!! jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues son muy facilitas de hacer! Sólo hay que tener ricotta en casa y listo!

      Eliminar
  8. Iratxe, pues a pesar de la pereza has sacado unas galletas chulisimas! Me encanta el queso ricotta, cuando estuve en Italia mi salsa preferida era una de tomate con ricotta. Su sabor suave me parece ideal para unas galletas, y si además quedan blanditas mejor, que ricas!
    Un besote, guapa!
    Montes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!! A mi es que todo lo que venga de Italia me encanta!jajajaja.
      Muás

      Eliminar
  9. Son deliciosas guapa, te quedaron realmente impresionantes!
    Un besito guapa y feliz semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!! ^_^ Feliz semana a ti también!
      Muás

      Eliminar
  10. Facilitas y apetecibles con ese ricotta...mmmmmm.... Y las fotos cada vez más chulas!
    Un beso

    Yaiza ¡Qué cosa tan dulce!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!! Aun me queda muchíiiiisimo para llegar a tu nivel de fotos!! ;)
      Muás

      Eliminar
  11. Ricas y divertidas que se ven!!!!

    ResponderEliminar
  12. Muy buena receta, es la primera vez que hago galletas, y nos es por nada pero me quedaron muy bien. Como no me gusta mucho el glaseado de limón preparé un caramelo con licor de café quedaron muy ricas, otras las decoré con ralladura de coco y otras más solo las espolvoree con azucar glass, todas sabían muy bien. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miriam, qué ilusión!!!! Ummm, eso del caramelo de licor café suena de maravilla! Lo tendré que probar ;P
      Muás

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.