* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

viernes, 19 de abril de 2013

Mikados caseros y lo que es mejor: sin huevo

Ya llevo unas cuantas recetas que son adecuadas para los alérgicos al huevo. Y es que todo el mundo tiene derecho a disfrutar de unas galletas o unos pasteles, sea alérgico o intolerante a algo o no. Me falta ponerme un poco más las pilas con recetas aptas para celiacos, pero todo se andará!
 

Sin embargo, estos Mikados me han servido también para darme cuenta de una cosa: no tengo ni idea de utilizar mi cámara de fotos. Tengo desde hace casi dos años una cámara réflex digital estupenda ella...¡que siempre la usaba en modo automático! Ayyy, si lee esto cualquier fotógrafo (o aficionado a la fotografía) me mata...
 
El caso es que hace unos pocos meses la empecé a usar en modo "semi"-automático, en un gesto de intentar "estrechar" mi relación con ella. ¡Sólo que siempre la ponía de la misma manera!


Pero ayer, al ir a sacar las fotos de los mikados, me di cuenta de que no era suficiente. Después de dos días con un sol radiante, volvimos a la cruda realidad de aquí del norte. De un día para otro 20 grados menos, un frío del copón y un día gris y tristón.
 
Y yo armada con mi cámara a ver si sacaba algo de provecho de ahí... El caso es que de lo que veía por el objetivo, a lo que luego la cámara me sacaba ¡había un mundo! Un color súper apagado y tristón.


Como me daba mucha rabia tener esas fotos tan tristonas, me puse a trastear con los botones de la cámara. Hasta que al final, conseguí que la luz que yo percibía en el objetivo se reflejara en la foto!!
 
Hombre, a ver, me queda muuuuuuucho que trastear en la cámara (un curso de fotografía no vendría mal y tal...) y mucho que aprender en cuanto a composición y eso. Pero para mí ha sido un paso enorme!


Eso sí, cuando toda contenta con mi descubrimiento estaba recogiendo la cámara y todo, no se me ocurre otra cosa que llevarme la cámara dentro de la funda, pero abierta.

Efectivamente, pasó lo que tenía que pasar: en lo que esquivaba al gato e intentaba que no se me cayera lo que tenía en la mano, la cámara se salió de la funda y se estrelló contra el suelo.


Se oyó un ruido escalofriante de cristales. Escalofriante porque a mi me entraron sudores fríos, escalofríos y de todo al pensar que se hubiera roto el objetivo, o la pantalla, o todo...

Por suerte, "sólo" se rompió el skylight (el filtro protector del objetivo) y parece que todo lo demás está bien. Uuuuuuf, ¡qué alivio! (Si leéis esto no se lo contéis a mi novio, que me mata!! Que siempre dice que soy un desastre con todo y que no cuido las cosas... O_o)


Bueno, mis descubrimiento fotográficos y mis meteduras de pata aparte, lo que os interesa es la receta, así que a ello vamos. Lo dicho, no llevan huevo y llevan también muy poquita cantidad de grasa. Además, como son chiquitines, son un tentempié perfecto o un caprichito de media tarde sin remordimientos. No os quejaréis, ¿eh?
 
 
 

MIKADOS

Inspiración: ¡ups! Esta es otra de esas recetas que tengo apuntada en un papelajo en modo telegrama...¡y no sé de dónde la saqué! :(
Dificultad: armarse de paciencia para darles la forma y bañarlos en chocolate.
Tiempo: 30 minutos + 10 minutos de horno
Cantidad: salen un montón!! A mi me salieron unos 60.
 
Ingredientes
  • 250 g. de harina
  • 40 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 40 g. de azúcar glas
  • 100 ml. de agua
  • una pizca de sal
  • chocolate blanco y negro para postres (para la cobertura)

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.
Ponemos en un bol la mantequilla junto con el azúcar y mezclamos hasta formar una crema. Podemos hacerlo con la batidora eléctrica o de forma manual.
Tamizamos la harina y vamos añadiendo la mitad poco a poco, mezclando.
Añadimos el agua y mezclamos bien. Por último añadimos el resto de la harina y una pizca de sal. Mejor con una espátula o con las manos, para poder mezclar bien todo. Si veis que os queda demasiado pegajoso, le añadís un poco más de harina. Tiene que quedar una masa que no se os pegue.
Formamos una bola.
Extendemos la masa intentando que quede bastante fina.
Cortamos tiras de unos 10 cm. de largo y de 1 cm. de ancho. Aproximadamente, se entiende. No hace falta andar ahí con una regla, todo a ojo!!
Con las manos, redondeamos las tiras.
Horneamos unos 10 minutos a 180ºC. Cuidado que no se os quemen, ya que al ser tan pequeños y finos enseguida se hacen.
Los dejamos enfriar sobre una rejilla.
Una vez fríos, derretimos chocolate en el microondas (o al baño maría) y bañamos los palitos con él.


VARIACIONES: además de hacerlas con chocolate blanco y negro, pueden hacerse con Candy Melts si los queréis hacer de colorines. Otra opción es que recién bañados, con el chocolate aún caliente, echarles sprinkles, cacahuetes (u otro fruto seco) troceados, semillas de sésamo, galletas troceadas... Así, además de quedar más ricos, creamos una superficie crujiente. Pueden hacerse también con harina integral.


Como veis, la mayor dificultad que entraña hacer esta receta es darles la forma redondita para que se parezcan a los auténticos Mikado de las tiendas. Pero si no os quedan bien, ¿qué más da? La cosa es que bonitos o feos están buenísimos!! Os animo a que los intentéis hacer en casa y me contáis.
 
Muás 

18 comentarios:

  1. Iratxe, vaya entrada más chula! La receta me la apunto, es un aperitivo perfecto! Pero es que las fotos te han quedado genial, me encantan! Jajaja, a mi me pasó algo parecido con mi cámara nueva, dos meses después de estrenarla! La llevaba colgada al cuello con la correa, la levanté para hacer una foto, y volví a soltar, confiada en que seguiá sujeta por la correa.... Pero esa maldita correa se había salido del engancje y la cámara fue derechita a estrellarse contra el suelo, ante la mirada aterrada de mi marido! Jajaja, menos mal que al final sólo se rompió una esquinita de al lado de la batería, que pudimos pegar cutremente con pegamento.... Vaya susto!

    Un besote, guapa!
    Montes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es la segunda vez que se me cae....la otra vez se me estropeó además el motor de enfoque!! Así que cuando oí ruido de cristales rotos me acojoné!jejejeje. Si es que entre fotos, cocina y demás, una se vuelve loca! ;)
      Muás

      Eliminar
  2. Que buenos!!.Me encantan esos Mikados...te quedaron geniales.Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Ya casi no queda ninguno, señal que sí que estaban buenos!jejeje

      Eliminar
  3. LA idea es genial!
    A mí los mikados me encantan! Así que, me quedo la receta para hacerlos!
    Espero que lo de la cámara no haya sido más que un susto!

    Un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba, prueba!!
      Lo de la cámara fue el susto...creo! Nada más cogerle probé a hacer un montón de fotos para ver que enfocaba bien y que no se hubiera dañado el objetivo... Qué desastre!!
      Muás

      Eliminar
  4. Me los apunto! Seguro que caen este fin de semana :D
    Y menos mal que lo de la cámara no fue mucho! uf!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que los pruebes!! :D
      Menos mal, sí! Al principio ni me atrevía a cogerla del suelo por miedo a ver que se había desgraciado del todo!jajaja
      Muás

      Eliminar
  5. Qué buenos, y qué chulas las fotos!!! Sudores me entran al penar lo de la cámara.... uffff!
    Saludos
    http://desayunosentiffanys.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de chocolate blanco volaron!! La cámara parece que sigue funcionando bien, ¡menos mal!
      Muás

      Eliminar
  6. Que buenos tienen que estar estos Mikados Caseros! mmmm.... las fotos te quedaron chulísimas. Menos mal que la cámara no sufrío males mayores. Te contaré que a mi me paso algo parecido, tenia 13 años y me acababan de comprar mi primera cámara réflex y ese mismo día en un restaurante saque una foto la guarde en su funda y la colgué de la silla (pero sin cerrarla)no se si por el peso o por que pero volcó y se estrello contra el suelo se rajo el objetivo, yo me pase toda la cena palida y con muchos nervios hasta que pude constatar que la cámara seguía funcionando perfectamente, años más tarde al final se termino de romper pero al menos no fue en sus primeras horas conmigo! jeje! Así que ya ves que no eres la única, creo a ver leído otro comentario con accidente de cámara de fotos! jeje! un besazo y a seguir sacando muchas fotos! xxxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que con las cámaras hay que tener muchísimo cuidado! Y yo que soy un poco desastre para todo... menos mal que parece que funciona sin problemas y las fotos salen bien!
      Muás

      Eliminar
  7. Holaaaa Iratxe, soy nueva por este blog, me ha gustado mucho la receta pero tengo una duda...cuanto dura este postre echo?? Se pueden conservar de alguna manera?? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Son como galletas, así que los puedes conservar en un recipiente hermético unos días. No sé cuántos, porque en casa duraron dos días! Jejeje ;)

      Eliminar
  8. Que maravilla, para empezar a picar y no parar...

    ResponderEliminar
  9. Your face would look better between my legs. Hey, i am looking for an online sexual partner ;) Click on my boobs if you are interested (. )( .)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.