* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

martes, 21 de enero de 2014

Carrot cake vegano

O pastel de zanahoria vegano, sin ningún producto de origen animal y con muy poquita grasa. ¡Así cualquiera se da un capricho!


Si os soy sincera, no tenía muy claro si publicar esta receta o no. No me malinterpretéis, está muy buena de sabor, muy ligera y sin nada que envidiar a la carrot cake tradicional. Pero tengo que mejorar su textura. No queda esponjosa como la de un bizcocho normal, al no llevar huevos es lo que tiene. Con todas las recetas veganas que he probado me ha pasado lo mismo, que quedan muy ricas pero un poco "mazacotes". No sé, como si la levadura no hiciera su función o igual que cuando se te olvida directamente echar levadura.


Las fotos de todas las versiones veganas de este pastel que he buscado tienen una pinta súper esponjosa, como cuando se hace usando huevos. Y yo no he conseguido esa esponjosidad ni de lejos. Aún así, aunque aparente ser "pesada", al comerla no lo es en absoluto. Es más, resulta muy ligera.


Seguiré probando variaciones, a ver si doy con la fórmula del pastel vegano perfecto. Pero mientras tanto os dejo esta versión, que seguro os encanta. O igual hay por ahí algún lector o lectora experto en repostería vegana que  me puede aconsejar.

De todas formas, lo sorprendente es que saliera algo comestible de ahí, ya que fue una improvisación total.


Vi la receta en un blog italiano y me pareció una muy buena idea. Apunté los ingredientes en un papel, pero no apunté ni la elaboración ni el nombre del blog! He sido incapaz de volver a encontrarlo.

Además, cuando  me puse a hacerlo (domingo, en una ciudad pequeña donde los comercios no abren) me encontré con que no tenía varios de los ingredientes, así que tuve que inventarme un poco la receta sobre la marcha: le pongo esto en lugar de esto otro, no tengo tanta cantidad de esto así que voy a ponerle más de aquello...  Además en mis "apuntes" la receta no llevaba levadura. Yo se la eché en el último momento porque me acordé de chiripa, así que a lo  mejor ahí está la clave. Vaya usted a saber.¡Por suerte estaba muy bueno! De hecho el mismo domingo fue hacerle las fotos aún templado y zamparnos la mitad con el café.



Así que si os fiáis, aquí os dejo la receta de este carrot cake vegano, con apariencia de "mazacote" pero con un sabor delicioso, ligero y sin grasas. Además, apto para alérgicos al huevo y a la lactosa. Y si sustituis la harina integral de trigo por otra de coco, de garbanzo, de arroz o cualquiera sin gluten, sería apto también para celiacos!

Le iba a haber hecho un frosting con nata vegetal montada, pero chico, que no me apeteció. Y total era agregarle calorías a lo tonto, jeje.


CARROT CAKE VEGANO

Inspiración: ojalá recordara el blog donde la busqué...así lo habría hecho bien!
Dificultad: así de buenas a primeras, ninguna.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 45 - 50 minutos.

Ingredientes

  • 250 g. de zanahorias ralladas
  • 50 g. de maicena
  • 250 g. de harina integral
  • 110 g. de almendras trituradas
  • 150 g. de azúcar moreno
  • 70 g. de aceite de girasol
  • 250 g. de leche de almendras (o cualquier otra leche vegetal)
  • una cucharadita de canela
  • media cucharadita de jengibre
  • una pizca de sal
  • una cucharadita de levadura

Preparación


Precalentamos el horno a 180ºC.

Pelamos y rallamos finamente las zanahorias. Reservamos.

En un bol  mezclamos el aceite con la leche de almendras (tendrá un aspecto raro).
Por otro lado mezclamos los ingredientes secos: harina integral, maicena, almendras, azúcar moreno, canela, jengibre, sal y levadura. Podéis tamizar la harina integral, pero luego añadir a la mezcla el salvado que se os quede en el tamiz.

Juntamos ambas mezclas de ingredientes, integrando todo bien con ayuda de unas varillas (todo a mano lo hice). Por último añadimos la zanahoria rallada, removiendo para que se reparta bien.

Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado. Horneamos durante 45 - 50 minutos a 180ºC.

Cuando esté lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en el propio molde 10 minutos antes de desmoldarlo sobre una rejilla.

Podéis decorarlo con azúcar glas o preparar algún glaseado: con nata, con queso crema,...


Trucos / Consejos / Variaciones

  • yo utilicé leche de almendras porque compré hace tiempo y estaba ahí cogiendo polvo en un armario. Pero podéis usar leche de soja, de avena, de arroz, ... la que más os guste.
  • las almendras trituradas podéis sustituirlas por la misma cantidad de harina integral.
  • la cantidad y proporción de ingredientes secos me la inventé un poco. Os dejo cuáles eran las cantidades que apunté en el papel: 200 g. de maicena, 100 g. de harina integral, 50 g. de harina de coco y 100 g. de almendras trituradas.
  • la receta original echaba un poco menos de leche (200 g.) y le añadía 50 g. de zumo de naranja. Como no tenía naranjas, eché más leche. Puede que ahí esté el error de que no creciera lo suficiente.
  • para decorarla podéis preparar algún glaseado. El típico del carrot cake es con queso crema y nata. Si queréis seguir manteniendo la receta vegana, hay nata vegetal y en tiendas especializadas debe de haber también queso crema vegano (no he usado nunca).
  • es típico añadir a la carrot cake  manzana ralladao nueces, por si queréis variar un poco.



Aunque no sea como la tradicional, esta opción vegana es una muy buena alternativa no sólo para los veganos, sino para los alérgicos al huevo, para los intolerantes a la lactosa y para cualquiera que se quiera dar un capricho pero un poco más sano, con poca grasa. Y os aseguro que aunque el aspecto no sea el mejor, el sabor es delicioso.


Por cierto, si os gustaron los petit suise caseros, atentos a una de las próximas entradas ;)

Muás
Iratxe 

16 comentarios:

  1. Que rico Iratxe, probaré esta versión me encanta las tartas de zanahorias! Un biquiño. La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba muy buena de sabor, nada que envidiar a la tradicional!
      Muás

      Eliminar
  2. Pues no es por nada, pero lo que se ve en las fotos no tiene para nada mal aspecto. (en plan mazacote), si que es verdad que no es el típico bizcocho esponjoso pero tiene aspecto de jugoso y eso hay veces que es hasta más importante, además hay que valorar lo sano que es. Yo desde luego me quedo con la receta porque me parece que está genial y si como dices sigues haciendo pruebas y te sale mejor aún ya nos lo enseñaras. Por el momento como te he dicho antes, este que nos has dejado tiene pinta de estar delicioso!. Gracias y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana! La verdad es que estaba muy muy jugoso, al comerlo no era mazacote. Pero a la vista sí que da esa sensación, ya que no tiene esa miga esponjosa de los otros. Pero probaré otras proporciones a ver qué tal.
      Muás

      Eliminar
  3. Pues yo creo que te ha quedado un bizcocho perfecto!!!! De hecho, a juzgar por las fotos, le ha quedado una textura especial pero para nada con mala pinta!
    Además, con los ingredientes que lleva tiene que estar riquísimo!
    Sin duda, me llevo la receta para probarla en casa :)
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fani! Ahí le has dado! Tiene una textura especial, jejeje. Al no subir demasiado en el horno pues parece que queda un poco mazacote, pero la textura al comerlo no es para nada así y el sabor es muy bueno. ¡Y sano! Jejejeje.
      Muás

      Eliminar
  4. Pues tiene muy buena pinta! La esta viendo mi marido y me dice para cuando le preparo una así, le encanta que quede mazacote, a veces me abre el horno para que el bizcocho me quede apelmazado el muy cabroncete.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, pero qué marido más bicho tienes! De mazacote sólo tiene el aspecto, luego al comerlo es muy suave. Imagino que la falta de huevos y la poca grasa hacen que crezca muy poco. Pero seguro que os encanta!
      Muás

      Eliminar
  5. Tiene que estar buenísimo!!!!.....nos quedamos con tu receta y como seguidoras tuyas....Pásate por nuestro blog Kericocom, en seguida tienes el enlace http://kericocom.blogspot.com.es/ Te esperamos ;-)
    Un beso de
    Gió, Simona y Giovanna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicas! Me alegro que os haya gustado ^_^ Y os devuelvo la visita encantada.
      Muás

      Eliminar
  6. El carrot cake es mi pastel/tarta/bizcocho/cupcake/postre favorito =)
    Y si es vegano, me encanta doblemente, me gusta encontrar alternativas como esta para los postres que me gustan.
    Lo probaré sin duda porque tiene una pinta estupenda y me ha encantado^^
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kim! Si te gusta tanto el carrot cake entonces seguro que esta versión te encanta, porque el sabor es muy bueno, nadie diría que es vegano. Lo único que no queda tan esponjoso como la versión tradicional.
      Muás

      Eliminar
  7. Pues es una gran receta. Puede que no haya quedado como esperabas, pero se ve muy bueno, al menos las fotos quedaron muy bien. Bsito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! El sabor era buenísimo y al comerlo muy ligero, pero de apariencia me pareció un poco "pesado". Aunque claro, al no llevar huevos ni casi grasa es normal.
      Muás

      Eliminar
  8. Acabo de comerme un trozo para merenda, está tremendo, nada mazacote, claro que le he puesto el zumo de naranja como dices en los consejos. En la lista de ingredientes tienes duplicada la cucharadita de canela y tendria que ser de levadura. Si es cierto que como tenia miedo a que se quemara tanto rato en el horno, cuando han pasado los 50 minutos ya lo he retirado ya que el palillo salía seco pero se nota que otros 5 minutos más le hubiesen venido bien. Pero en fin decirte que está tremendo y encima sin ninguna grasa. Mañana , mojadito en el cafe con leche , tiene que estar "pa" morirse. Muchas gracias por la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy! Tienes razón, ya he corregido lo de la levadura ^_^ Gracias!
      Me alegro que lo hayas probado y te haya gustado!! Imagino que el zumo de naranja tiene que darle mayor jugosidad aún. Y sano-sano! Jejejeje.
      Muás

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.