* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

lunes, 12 de agosto de 2013

Helado de mascarpone, Philadelphia y frambuesa (sin heladera, sin huevo)

O lo que viene siendo lo mismo: un pecado mortal.

 
Parece que le estoy cogiendo el gustillo a esto de hacer helado en casa. Y eso que no tengo heladera, ni Kitchen Aid ni ná! Yo lo hago todo "a pelo" ;P

Desde que hice este helado de mascarpone y Baileys me quedé enamorada de lo fácil que fue hacerlo y lo más fácil aún que fue comerlo...
 
 
Y la inspiración para esta receta me vino en la bici. Sí, en esas vacaciones "de locos" que hacemos mi novio y yo. Un día mientras pedaleaba con los "estupendos" 35ºC que hacía, me acordé del helado de Baileys. Y pensé: si se puede hacer con queso mascarpone, se podrá hacer con queso Philadelphia, ¿no? O mejor aún, se podrán juntar los dos en un súper helado!!
 
Así que lo intenté. ¡¡Maldita la hora!! No he comido un helado más bueno en mi vida!!!! Ha volado. Estoy deseando volverlo a hacer de hecho. Quiero echarle otro tipo de fruta. O de chocolate. O de.... Ayyyyy, pero por qué tenía que estar tan bueno!!!!!! En fin...
 
 
Lo bueno de aquella receta y de esta, es que no necesitan ninguna herramienta extra, ni material o ingrediente raro ni tampoco necesitan nuestra atención para estar pendientes de remover la mezcla cada media hora.
 
Tan fácil como mezclar, congelar y comer.
 
Listo.

 
Otra de las ventajas de este helado (y del otro): no lleva huevo. Con lo cual, los alérgicos o intolerantes al huevo se pueden poner las botas sin miedo. El único fallo que tiene es que no  lo pueden disfrutar los intolerantes a la lactosa, porque de eso, me temo, lleva un montón.
 
¿Más ventajas? Tanto la otra receta como esta se pueden tomar como recetas base. De ahí ya cada uno puede darle el toque que quiera y añadirle los sabores que más le gusten. En la otra ocasión fue con Baileys, en esta con frambuesa. Pero cualquiera de las dos recetas base permiten cualquier sabor.
 
 
Como ya sabéis (y sino pues os lo cuento), los helados necesitan algunas características para no cristalizar cuando los metemos al congelador:
  • usar una heladera, la cual bate la masa durante un tiempo y la vuelve más cremosa.
  • azúcar invertido, que es un ingrediente que al añadirlo a la masa impide que ésta cristalice en el congelador.
  • al meter la masa en el congelador, sacarla cada media hora durante las dos primeras horas al menos, para removerla y así deshacer los cristales de hielo que se hayan podido formar.
  • añadir a la preparación alcohol (por ejemplo Baileys).
  • usar mezclas que tengan suficiente cantidad de grasa, lo cual hace que sean más cremosas y sea más difícil que cristalicen.
Probablemente haya más opciones o tengan una explicación mejor que la que yo os he dado. Pero no soy una experta ni mucho menos en helados.
 
 
En el caso de este helado, el queso mascarpone y el queso Philadelphia le aportan ya suficiente cantidad de grasa como para hacer que eso no cristalice ni queriendo. Por si fuera poco, también lleva algo de nata... Por eso está tan bueno, ¡¡porque es una bomba!! La mitad de la preparación me la comí antes de que llegara al congelador, no os digo más.
 
 

HELADO DE MASCARPONE, PHILADELPHIA Y FRAMBUESA

Inspiración: idea propia
Dificultad: conseguir que la preparación llegue al congelador sin comérosla antes.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Congelación: 6 horas mínimo.
Cantidad de helado: os saldrán como unos 750-800 ml.
 
Ingredientes
  • 250 g. de queso mascarpone
  • 250 g. de queso Philadelphia (o similar, que no voy a comisión con la marca ;P)
  • 200 ml. de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa)
  • 150 g. de azúcar
  • puré de frambuesa (a ojo o al gusto)
 
Preparación
 
Ponemos todos los ingredientes menos el puré de frambuesa en un recipiente grande. Batimos con las varillas hasta conseguir una preparación muy cremosa. Queda más o menos como si hubiéramos montado nata.
 
Añadimos el puré de frambuesas (o del sabor que queráis) a cucharadas. Aquí a ojo o según cuánto sabor queráis darle. Yo añadí unas 6 cucharadas. Batimos un poco para que se reparta bien. Añadimos otro par de cucharadas más pero mezclando un poco con una cuchara a grosso modo, para que queden zonas con más cantidad.
 
Pasamos la mezcla a un tupper o recipiente que se pueda meter al congelador. Tapamos con film transparente. Congelamos durante un mínimo de 6 horas.
 
A la hora de consumir, mejor sacarlo unos 15 minutos antes para que se ablande un poquito y se quede más cremoso.
 
 
Trucos / Consejos / Variaciones
  • servir acompañado de un chorrito de puré de frambuesa o de la fruta que hayáis usado.
  • el puré de frambuesa que usé es comprado, pero podéis hacer un puré casero de la fruta que queráis y utilizarlo. También vale cualquier mermelada.
  • no es recomendable usar quesos tipo "light" para quitarle calorías al asunto, ya que lo importante para que quede cremoso y no cristalice es la grasa.
  • si tenéis un licor que pegue con el sabor también le podéis añadir un chorrito para darle más "gracia". En el caso de este helado, por ejemplo, un licor de frambuesa o de fresa. En ese caso, el helado ya no sería apto para niños, ya que no pierde la graduación.
 
Ya veis que más fácil no puede ser. Mezclar, batir y congelar. Y ya. Helado casero y más rico que cualquier helado comprado. Palabrita.
 
Espero que os animéis a probarlo y me contéis vuestra experiencia.  Aunque estéis de vacaciones o en la playa, no os va a costar nada. Y si andáis trabajando, os va a venir de maravilla daros un pequeño homenaje en forma de helado ;)
 
Muás
 

Image and video hosting by TinyPic
 

14 comentarios:

  1. Que bueno! Seguro que está supercremosito, ya me lo estoy imaginando! La frambuesa no me va mucho, pero como tu dices, tiene fácil solución, jajaja! Lo bueno ese ese quesito helado, que rico!
    Besos, guapa!
    Montes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cremoso no, lo siguiente!!!!! Demasiado bueno me temo...jejejeje. En lugar de frambuesa le puedes echar fresa, o lo que te guste, esa no es excusa! ;)
      Muás

      Eliminar
  2. Hola guapa¡¡¡
    Ains que rico, rico, rico¡¡¡¡¡¡ ¿Quieres creerte que nunca, nunca he preparado helado? y mira que me hice un curso de la Thermomix pero al final siempre acabo en la sección de congelados del super comprando alguno... Pero mira tu que tas ver este tuyo me voy a poner a ello¡¡¡¡
    jajajajajaja. Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hasta este verano tampoco había preparado helado...¡¡¡ay lo que me perdía!!! jajajaja. Pero con este no tienes excusa, que no tienes que encender ni la thermomix ni nada!!
      Muás

      Eliminar
  3. Qué pinta que tiene madre mía. Te sigo desde ya! Tu blog es muy bonito.

    http://how2befashion.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel!!!! Me alegro que te haya gustado :D

      Eliminar
  4. Espero que siempre que te inspires te salgan tan buenas ideas!! Me encanta la combinación! lo probaré que estoy como loca haciendo helados. Besotes! Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flor!!! La verdad que cuando se me ocurrió no estaba muy segura del resultado...pero fue un acierto!
      Muás

      Eliminar
  5. Ayyyyy, qué pintaza!!!! Me muero por un poquito... O mejor, un muchito!!! ;)
    Besos
    http://desayunosentiffanys.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegas tarde Paula!! Nos lo hemos comido sin piedad...jejeje. Menos mal que es fácil de hacer! ;)
      Muás

      Eliminar
  6. Uff, los helados....casi que mejor no me pongo jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo maldigo la hora que me puse... ;P

      Eliminar
  7. Me encanta! Que descubrimiento acabo de hacer gracias a "Atrapadaenmicocina". Mañana, que hoy es domingo y está todo cerrado, compro los ingredientes y me pongo manos a la obra. Un abrazo. Por cierto, no dejes de montar en bici, jeje

    ResponderEliminar
  8. Me encanta! Que descubrimiento acabo de hacer gracias a "Atrapadaenmicocina". Mañana, que hoy es domingo y está todo cerrado, compro los ingredientes y me pongo manos a la obra. Un abrazo. Por cierto, no dejes de montar en bici, jeje

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.