* Para no perderos ninguna entrada nueva, la nueva dirección del blog es Ni Blanco Ni en Botella

jueves, 24 de octubre de 2013

Panna cotta de ricotta con coulis de ciruelas claudias

Y porque "ciruela claudia" no rima con "-ota", que sino me había quedado un título de lo más rimado.


Desde que viví en Roma llevo queriendo hacer una tarta típica de allí: la crostata con ricotta y chocolate. 

No sólo en Roma, sino en toda Italia son típicas las crostatas, una especie de tarta hecha con  pasta frola, un relleno, generalmente de mermelada, y más masa por encima formando un enrejado. Lás más típicas suelen ser con mermelada de albaricoque. Pero a mí la que más me gustó fue la de ricotta y chocolate.


Al principio no la podía hacer porque no encontraba queso ricotta aquí. Ahora que ya lo encuentro, lo he comprado ya en 3 ocasiones con idea de preparar la crostata...¡pero siempre me da pereza! Así que acabo teniendo que darle algún otro uso al queso cuando ya está a punto de caducarse.



Pero os pongo de testigos que algún día lo haré. Lograré hacer una crostata como dios manda. Y la compartiré aquí como prueba de que he cumplido, jejeje. 


Pues bien, esta receta de panna cotta con ricotta nace un poco de ese problema. De la necesidad de dar uso a una tarrina de queso ricotta que tenía en la nevera desde hacía un tiempo. Con parte del queso hice un pan con chocolate blanco, ricotta y  miel en la panificadora. Pero me sobraba aún la mitad.

Como iba a ir a comer a casa de mi abuela, pensé en hacer algún postre sencillito para llevar, que no me costara  mucho hacer y que no fuera muy empalagoso. Así que se me ocurrió la idea de hacer estos vasitos. Bueno, no fueron idea mía, hace mucho los vi en algún sitio, no logro acordarme dónde :(


A aquellos no les hice ninguna foto ni nada. Así, si envenenaba o intoxicaba a mi familia con el experimento se quedaba en secreto, sin pruebas.

Pero no les envenené, no (¡menos mal!) y además les encantó a todos. Así que decidí que tenía que repetir la receta y compartirla con vosotr@s. Volví a ir a comprar queso ricotta, sí, pero esta vez con una finalidad concreta. No duró en la nevera ni 24 horas, qué raro!


Lo del coulis de ciruela claudia se debe a que tenía unas cuantas ciruelas en casa a punto de ponerse pochas y había visto en Directo al Paladar una receta para hacerlo.

De todas formas, no sé quién pone los nombres a las comidas... "Coulis" no suena muy apetecible que digamos. Al fin y al cabo no es más que la manera finolis de llamar a un puré de fruta (o a una reducción de fruta pasada por un tamiz, pues eso, puré). Generalmente se hace con frutos rojos o un poco ácidos y sirve para acompañar tanto postres como platos de carne o pescado. Volví a usar ciruelas claudias que tenía en casa. El color tirando un poco a marroncillo que me ha salido es porque había dos ciruelas que estaban un pelín feas ya.


PANNA COTTA DE RICOTTA CON COULIS DE CIRUELAS CLAUDIAS

Inspiración: la idea la vi no recuerdo donde. Las proporciones y demás, experimento mío.
Dificultad: hasta el más torpe de los torpes podría hacerlo sin problemas.
Tiempo de preparación: 30 minutos.
Reposo: mejor dejarlo de un día para otro.
Cantidad: con estas cantidades salen unos 8 vasitos como los de las fotos.

Ingredientes


Para la panna cotta
  • 250 g. de queso ricotta
  • 250 ml. de nata para montar (mín. 35% materia grasa)
  • 100 ml. de leche
  • 100 g. de azúcar (yo usé el equivalente en estevia, porque mi abuela es diabética)
  • 6 láminas de gelatina
Para el coulis de ciruelas
  • 300 g. de ciruelas claudias
  • 50 g. de azúcar moreno

Preparación


Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en un plato hondo con agua fría.

En un cazo, ponemos al fuego la nata, el queso ricotta, la leche y el azúcar y cocemos. Hay que revolver bien para que no se queden grumos del queso ni del azúcar. Cuando veamos que va a romper  a hervir, retiramos del fuego. Escurrimos bien las hojas de gelatina y las añadimos a la preparación, removiendo bien para que se desahagan completamente y no queden grumos. En caso que veamos algún grumillo, se puede colar.

Vertemos la mezcla en los vasitos y dejamos que se enfríe. Una vez fría, la metemos en la nevera. Se queda mejor de un día para otro.

Para preparar el coulis, lavamos y deshuesamos las ciruelas. Las partimos en 4 trozos y las ponemos en un cazo junto con el azúcar moreno. Dejamos que repose unos 10 minutos, para que las ciruelas vayan soltando agua.
Ponemos el cazo a fuego medio, tapamos y dejamos que se vayan reduciendo las ciruelas. Las tendremos unos 15 minutos. Pasado el tiempo, retiramos del fuego, dejamos templar y las pasamos por un tamiz, pasapurés o un chino (de los de cocina, no de los que haces rollitos de primavera! ;p). Lo conservamos en la nevera hasta el momento de usarlo.

A la hora de servir, sacamos la panna cotta 10 minutos antes de la nevera y le ponemos por encima el coulis de ciruelas. 



Trucos / Consejos / Variaciones
  • como ya os he comentado otras veces que he hecho panna cotta (sí, soy una cansina, lo sé!), las variaciones de sabor que se le pueden hacer son infinitas: aquí un ejemplo y aquí otro. Al final panna cotta no significa más que "nata cocida", así que le pueden añadir todos los sabores que queráis.
  • aunque resulta un postre muy "ligero" de tomar, que no llena ni resulta pesado, de ligero no tiene nada, ya que es nata. Hay versiones de este postre más lights, sustituyendo la nata por yogur, por ejemplo.
  • el coulis, evidentemente, es opcional. Podéis ponerle mermelada, chocolate, fruta fresca...o no ponerle nada, porque así solo está delicioso con el toque diferente que le da el queso.
  • para la panna cotta usé estevia (un edulcorante en polvo), ya que mi abuela es diabética. Queda igual de bien de sabor, así que podéis usar lo que queráis teniendo en cuanta las equivalencias que os marque el producto.


Ya habéis visto que más fácil no puede ser. Sólo hay que tener en cuenta hacerlo la noche antes y quedaréis como reyes a la hora del postre. Y si no tenéis ricotta ya sabéis que hay más opciones de sabores, así que con cualquier cosa que tengáis por casa podéis improvisaros un postre buenísimo. ¡Espero que os animéis a probarlo!

Para la semana que viene tengo dos recetas...¡ay oma! ¡Qué recetas! Os van a encantar :D Sed buen@s y acordaos de cambiar la hora el sábado! Yo el domingo tengo carrera, seguro que se me va la pinza y llego una hora pronto! Jajaja

Muás
Image and video hosting by TinyPic

14 comentarios:

  1. Que rica, un postre fácil, sencillo y muy rico! Un biquiño. La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Que pases buen fin de semana!
      Muás

      Eliminar
  2. ¿Sabes que nunca he probado la Panna Cotta? me estoy dando cuenta en este momento pero es verdad... que no la he probado. Me encantan las recetas que siempre pones pero además haces unas fotos tannnn bonitas, tannnn cuidadas que da gusto ver tu blog.
    MUAKKKKKKKKKKKKKKKKK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Helena!!!!! A ver si te dicen pronto las cosas que puedes comer y si te dejan tomar lácteos lo primero que tienes que hacer es probar la panna cotta!!! Que no sabes lo que te pierdes ;p
      Muás

      Eliminar
  3. que cosa más bonita y tiene que estar muy rico, me alegro que no envenenaras a nadie y que encima gustara jajajajaja. besotes!! buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me alegro!!!! Jajajajaja. Buen finde :D
      Muás

      Eliminar
  4. Hola guapa!!!
    Me apunto tu idea, seguro que como todas tus recetas es una auténtica maravilla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Estas panna cotta que nos traes hoy tienen muy pero que muy buena pinta Iratxe, de hecho para mi, tú eres la reina bloguera de las panna cotta, pero yo también estoy deseando que hagas la crostatta. Así que anímate que queremos ver la receta en el blog!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, soy la cansina de las panna cottas! ;) Pero la crostata la haré tarde o temprano!! Pena que tú no puedas tomar lácteos :(
      Muás

      Eliminar
  6. Fotos muy bonitas... Esta panna cotta de ricotta entra por los ojos...
    Elena

    http://mrmlada.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! ^_^ Pues ya verás al probarla, el queso ricotta le da un saborcito muy suave y muy rico.

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos!! Me hará mucha ilusión leerlos y si puedo ayudar en lo que sea, pues encantada!!! Al fin y al cabo, un blog se alimenta de los comentarios que recibe.